Nueva normativa permitirá donar riñones fuera del núcleo familiar

salud

Medida, que espera la aprobación de su reglamento en Contraloría, permitirá la donación cruzada entre familias que compartan la necesidad y tengan compatibilidad.


Bárbara Gallardo tiene 25 años, y durante 11 ha estado en lista de espera para un trasplante de riñón. Si bien ha intentado buscar compatibilidad con tres de sus familiares, hasta ahora no ha encontrado dicha condición en ellos.

Bárbara es una de las 1.800 personas que abultan actualmente la lista de espera para un trasplante de riñón. Si bien hasta ahora no ha podido concretar una donación con las exigencias legales, con las modificaciones realizadas a la Ley de Donación y Trasplante de Órganos, aprobadas por el Congreso en febrero de 2017, respecto de la donación cruzada de órganos entre personas vivas, sus posibilidades de terminar su espera aumentarán exponencialmente.

Esto, ya que el reglamento que les da operatividad a dichas modificaciones ingresó a Contraloría a mediados de septiembre por segunda vez, con cambios solicitados por el ente contralor, lo que hace prever que en corto plazo la normativa estará lista para implementarse.

Actualmente, la ley de donante y trasplante de órganos permite la donación directa de órganos entre personas vivas solo cuando estas son familiares consanguíneos, cónyuges o convivientes. Con las modificaciones, se abrió la posibilidad de generar la donación cruzada entre parejas de donante y receptor incompatibles entre sí, pero que al juntarse con otra pareja en las mismas condiciones puedan generar compatibilidad entre ellas, posibilitando la donación.

"Esta ley amplía las posibilidades del donante vivo y con ella se busca dar opción de que familiares que son incompatibles y quieren donar puedan mantener ese acto, pero de forma cruzada con otras parejas que sean beneficiarias", explicó el coordinador nacional de trasplantes de órganos del Ministerio de Salud (Minsal), José Luis Rojas.

Para optar a este nuevo sistema, que estará permitido solo para la donación de riñón, se creará el registro nacional de parejas donante - receptor que estará a cargo del Instituto de Salud Pública (ISP), organismo que se encargará de hacer los cruces o match de parejas, dependiendo de los criterios de priorización que quedaron establecidos en el reglamento. En el registro de parejas también se podrán inscribir migrantes que tengan residencia en Chile y estén adscritos a uno de los sistemas de salud nacionales.

Luego de comprobar la compatibilidad sanguínea e histológica entre donantes y receptores, aquellas parejas que generen el mayor número de trasplantes, es decir, dos parejas pueden generar dos donaciones, pero si es posible concadenar a más parejas entre sí, la posibilidad de trasplantes aumentará y eso será prioridad al momento de decidir. (ver infografía)

Además, y en igualdad de condiciones entre varias parejas, se les otorgará un puntaje para darles prioridad, el que va a depender de la compatibilidad sanguínea, de la menor probabilidad de que el receptor pueda obtener un órgano, la menor diferencia de edad entre donante y receptor y menor tiempo en diálisis.

Actualmente, la mayor cantidad de trasplantes en Chile se realizan con donantes cadáver, es decir, personas con muerte encefálica, que en vida decidieron donar sus órganos. Sin embargo, también se realiza donación de órganos con personas vivas, pero esto se da en menor cantidad por las razones antes descritas.

Según datos entregados por el Minsal, al año se realizan entre 70 y 80 trasplantes renales con donantes vivos y el gobierno espera que con la donación cruzada este número crezca hasta en un 20%. "Se podría aumentar entre un 10% y un 20% ese universo. Está dentro de lo esperado", agregó Rojas.

Según Erwin Buckel, jefe del programa de trasplante de Clínica Las Condes, este sistema debiera "proveer una gran cantidad de órganos para personas que están en lista de espera, podrían ser entre 50 y 100 las que salgan de lista de espera", indicó.

No obstante, Rojas enfatizó que en una primera etapa y durante 2018 se proyectan entre seis a 10 trasplantes de riñón con esta nueva modalidad, y el que sean más va a depender de las parejas que se inscriban en el registro nacional.

Donante altruista

La normativa, además, instaura la modalidad del donante altruista, el que sin tener una pareja identificada ni receptor conocido, y cumpliendo con los requisitos clínicos y psicológicos para donar, podrá hacerlo.

Al respecto, Javier Domínguez, expresidente de la desaparecida Corporación del Trasplante, explicó que incluso un donante altruista puede activar la cadena de donación entre parejas: "La experiencia mundial muestra que se pueden hacer hasta 30 trasplantes partiendo de un donante altruista".

Por su parte, la senadora DC e impulsora de la ley, Carolina Goic, dijo esperar que Contraloría despache el reglamento a la brevedad, dado el retardo que ha tenido la normativa en implementarse, desde que se aprobó en febrero de 2017.

"Espero que Contraloría tramite con mucha celeridad en esta materia que tiene urgencia, ya que estamos hablando de personas cuya posibilidad de vivir depende de esta alternativa", sostuvo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La startup hizo pública su intención de revivir al ave conocida como Dodo, que desapareció en el siglo XVI.