PDI alerta aumento de reportes por presuntos secuestros: en cuatro meses ya se ha registrado la mitad de las denuncias recibidas en 2021 por este delito

PDI

Según cifras de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de la policía civil, hasta abril de este año se han registrado 34 denuncias por este ilícito. De todas ellas, solo nueve eran secuestros efectivos. Si esta cifra se compara con el periodo anterior, los datos muestran que en todo el año pasado hubo un total de 70 denuncias. Respecto de este fenómeno criminal, los detectives comentan que el más común es el "narco extorsivo".




El jueves 5 de mayo la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la Policía de Investigaciones (PDI) desarticuló una banda, acreditando su participación en al menos dos secuestros en la Región Metropolitana. La agrupación estaba integrada por seis personas, a las cuales además se les acusó por los delitos de tráfico de drogas e infracción a la Ley de Armas. Este es uno de los casos de secuestro que ha debido indagar la policía civil en lo que va de año.

Este fenómeno criminal es algo que preocupa a la PDI. En cifras de la BIPE, hasta abril de este año se han registrado 34 denuncias, de las cuales solo nueve eran secuestros efectivos. El resto correspondería a “falsos secuestros”, es decir, situaciones en las que jamás existió un secuestro real. La cifra restante se trataría de “secuestros descartados”, es decir, los delitos que inicialmente fueron calificados así pero finalmente correspondieron a otros ilícitos.

Si esta cifra se compara con el año pasado, los datos de la policía civil muestran que en todo el año 2021 hubo un total de 70 denuncias, de las cuales 26 fueron secuestros que efectivamente ocurrieron.

A la PDI lo que le preocupa es que en lo que va de año ya existe casi la mitad de las denuncias que hubo en todo el año pasado. Sin embargo, a pesar de esta alza, la cifra de secuestros que efectivamente se han materializado es menor. ¿Cuál es la explicación a esto?

Para el jefe de la BIPE Metropolitana, el subprefecto Hassel Barrientos, el fenómeno de este delito tiene el siguiente contexto: “Podría ser una percepción de inseguridad colectiva que se ha generado producto de algunos delitos. También está en el conocimiento público el hecho de que existe criminalidad organizada que viene desde el extranjero, que vendrían con nuevas técnicas criminales. Entonces eso genera una sicosis y una percepción de inseguridad que a la vista de las estadísticas no es tan así”.

Secuestros virtuales

Entre enero y abril de 2021 se materializaron 12 secuestros en Chile según las cifras de la PDI. En el mismo periodo de este año esa cifra bajó a nueve. Sin embargo, los casos que son calificados como “secuestros descartados” el año pasado registraban seis a esta fecha, pero este año la cifra aumentó a 23.

Lo anterior respondería a posibles delitos vinculados a otros hechos, y desde la policía civil comentan que han surgido casos definidos como “secuestros virtuales”. Aquello, explican, corresponde a estafas telefónicas en las que a las personas se les asegura que tienen secuestrado a un familiar, por lo que denuncian el hecho como un secuestro. Sin embargo, el delito inicial nunca se concretó, pero de todas maneras los presuntos secuestradores hacen creen a la familia de la supuesta víctima que la situación es real para que finalmente terminen pagando el costo del rescate a través de una transferencia de dinero.

El subprefecto Barrientos, además, advierte que desde el surgimiento de las redes sociales -y las publicaciones de personas desaparecidas- “esa información es mal utilizada por gente inescrupulosa que la usa posteriormente para hacer estas estafas virtuales y telefónicas”.

El narco secuestro, el más frecuente

En lo que va del año la mayoría de los casos de secuestros están catalogados como “con otros fines”. Esta categoría agrupa una serie de hechos como aquellos que persiguen objetivos económicos, entre otros. Pero la categoría que más predomina de manera particular es la de “narco extorsivo”.

Este tipo de secuestros, en materia policial, es el que ocurre entre bandas rivales dedicadas al narcotráfico y al crimen organizado. El subprefecto Barrientos cuenta que esta situación “se puede generar entre bandas rivales por el territorio”. De esa manera, “secuestran integrantes, hacen intercambios por drogas o por dinero a cambio, pero más que nada es para marcar territorio respecto a una población o comuna determinada”.

Además, asegura, este tipo de secuestros es “el más común” y que “no necesariamente se da con extranjeros”, ya que también “se ha dado en el tiempo con bandas criminales chilenas”.

En esa línea, Barrientos comenta que, en el caso de bandas compuestas por extranjeros -como la detenida el jueves 5 de mayo- los imputados se dedican a efectuar delitos “dirigidos netamente a víctimas en la misma condición que ellos, es decir, víctimas extranjeras y con condición de ingreso al país de manera irregular”.

“Esto tiene mucha relación con que estos sujetos creen que estas personas no van a denunciar el hecho. Entonces también pensamos, como hipótesis en nuestra brigada, que puede existir una cifra negra de hechos no denunciados por tratarse de personas extranjeras”, concluye el detective.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.