PDI registra más de 7 mil denuncias por estafas en 2022 y el 58% corresponde a engaños concretados en la web

“Los delincuentes son innovadores, van evolucionando en su modo de operar. También se van ajustando a la época del año en que aumenta el consumo, o la adquisición de determinados bienes y servicios”, advirtió el jefe de la Bridec Metropolitana, subprefecto Marcelo Romero.


La Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) Metropolitana de la Policía de Investigaciones -con las cifras entregadas por el Centro de Análisis Criminal (Cenacrim)- reporta que entre el 1 de enero y el 31 de mayo de 2022 se han estampado más de 7 mil denuncias por el delito de estafa y otras defraudaciones en contra de particulares.

A nivel nacional se acumulan 7.256 denuncias, de las cuales 2.072 corresponden a la Región Metropolitana. Del total de denuncias, 4.207 (57,979%) tienen lugar en internet, a través de correos electrónicos, redes sociales, páginas webs, entre otras. De esa cifra de 4.207 estafas que se han dado en internet, 970 corresponden a la Región Metropolitana y las restantes 3.237 en las otras regiones del país.

El “perfil del delincuente económico” elaborado por la Bridec sobre la base de los resultados investigativos, establece que generalmente son personas entre 20 y 40 años, que más allá de sus conocimientos en el área informática, cuentan con destrezas en el uso de redes sociales. Escogen a sus potenciales víctimas previo estudio de sus gustos y preferencias, analizando su comportamiento en internet y al igual que sus pares que operan fuera de la red, cuentan con una gran capacidad de persuasión.

Delitos se ajustan según la fecha

El jefe de la Bridec Metropolitana, subprefecto Marcelo Romero, sostuvo que estas cifras son representativas del panorama mundial, ya que internet ha sido un lugar que ha permitido que proliferen distintos delitos y se perfeccionen.

“Los delincuentes son innovadores, van evolucionando en su modo de operar. También se van ajustando a la época del año en que aumenta el consumo, o la adquisición de determinados bienes y servicios”, advirtió.

Romero explicó que el delito de estafa va mutando según la época del año.

“En la fecha del día de la madre, aumentan estafas por venta de cosméticos y perfumes. En navidad y día del niño aumentan las estafas en ventas de juguetes y en periodo estival aumentan las estafas con arriendo de departamentos o cabañas de veraneo”, detalló el jefe de la Bridec.

Respecto a las estafas en línea, el subprefecto expuso que hay una vinculación con la “huella digital” de los propios usuarios en la red.

“El acceso a los distintos sitios web va generando un banco de información personal que los ciber estafadores utilizan a su favor. Por ejemplo, quienes hacen público o visible su necesidad de comprar o vender un producto bajo condiciones determinadas, quedan expuestos a ser contactados por el estafador y recibir una oferta que se ajuste a esas condiciones”, planteó.

Estafas más comunes

Una de las denuncias que más se repite es la de venta sin entrega, consistente en la falsa comercialización de productos por internet, en donde una vez que el comprador realiza el pago o transferencia, el vendedor desaparece y el producto nunca llega. Dentro de los productos con los que más ocurre este ilícito están los celulares y artículos electrónicos.

Otra de las estafas frecuentes es la de las promesas sin venta, relacionadas a anuncios de vehículos usados, pero que no les pertenecen a los anunciadores, que utilizan fotos de vendedores reales (expuestas en redes sociales), ofertan los vehículos a precios más bajos que el promedio y apuran la venta pidiendo adelantos, con la promesa de que así el comprador asegurará la compra.

Por último, un modus operandi que es antiguo-pero que ha proliferado en el último tiempo- es el asociado a créditos falsos, ya sea hipotecarios o de compra, en donde falsas empresas financieras ofrecen créditos a personas que no pueden optar de manera regular a ellos y cobran gastos operacionales, por créditos que nunca son realmente tramitados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.