Recoleta crea modelo de arriendo que costará el 25% del ingreso familiar

El proyecto contará con dos torres de 19 departamentos de 55 m2 cada uno y estaría operativo en marzo de 2019. El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, valoró la idea y afirmó que se juntará con Jadue para conocer detalles.



Tres habitaciones, cocina, comedor, living, bodega y una terraza en 55 metros cuadrados es lo que ofrecerá el último proyecto "popular" del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue. Se trata de un complejo habitacional de 38 departamentos en dos torres de edificios, que serán arrendados a un "precio justo" a personas vulnerables.

Las viviendas estarán emplazadas en la calle Justicia Social, muy cerca del metro y la municipalidad, en un terreno que fue entregado al municipio por el Serviu y se espera que estén operativas en marzo de 2019. En ese contexto, el edil aseguró que esta idea venía desde hace mucho tiempo, a raíz "de un problema que estamos viviendo en todas las comunas de la zona céntrica del país, que concentran una cantidad de sectores vulnerables que no tienen acceso a una vivienda digna".

Las viviendas estarán habilitadas para un máximo de seis personas y el primer piso de los edificios estará reservado para adultos mayores. En cuanto al costo del arriendo, Jadue explicó que "la idea es que nadie pague más del 25% del ingreso familiar".

Pueden acceder al beneficio todas las personas que cumplan con los requisitos para obtener el subsidio de arriendo y el tiempo máximo que podrán permanecer en el lugar son cinco años. Sin embargo, la autoridad comunal señaló que esperan tener una alta rotación, "porque además estamos diseñando un sistema donde una parte del ingreso podamos devolverlo a las personas en una libreta de ahorro para la vivienda definitiva".

Los recursos para la construcción se obtuvieron a través de un subsidio del Ministerio de Vivienda, y el diseño fue realizado de manera gratuita por el Premio Nacional de Arquitectura 2002, Juan Sabbagh. "Un arriendo en esta zona estaría por sobre 20 UF. Hacer un edifico como este en este lugar así es impensado", dijo Sabbagh.

Respecto al financiamiento, el director (s) del Serviu Metropolitano, Néstor Marín, explicó que los fondos se entregaron a través de la glosa presupuestaria de 2017, que "finalmente permitió hacer un llamado en 2017 a todas aquellas entidades sin fines de lucro que estuvieran disponibles para desarrollar un proyecto de esta naturaleza, que pudiera estar disponible posteriormente para arriendo".

Y añadió que de esta forma "el Estado se hace cargo de los problemas de la ciudadanía y las dificultades que tienen los más vulnerables para acceder a un arriendo".

El seremi de Vivienda metropolitano, Aldo Ramaciotti, sostuvo que esto responde a la necesidad de muchas familias que "no necesariamente necesitan ser propietarias de una vivienda, sino que buscan arrendarla por un tiempo, como es el caso de las familias migrantes".

Respecto a la iniciativa, desde la Cámara Chilena de la Construcción señalaron que "nosotros creemos que la mejor solución a esta problemática surge del trabajo conjunto entre el sector público y el privado. Es lo que ha hecho que nuestro país haya podido reducir notablemente el déficit habitacional en unas pocas décadas, como ningún otro país en el continente".

Sin embargo, agregaron que "estamos conscientes, eso sí, de que todavía hay un déficit que alcanza las 500.000 viviendas, que la población migrante plantea un nuevo desafío al respecto y que ha aumentado el número de campamentos en los últimos años".

Y por último, propusieron definir una política a largo plazo de provisión de suelo en zonas consolidadas, en donde mayoritariamente, buscan vivir las personas, para disminuir el precio de los terrenos. "Creemos que este es un modelo sostenible en el largo plazo y que evita que los municipios destinen sus siempre escasos recursos a resolver un problema del que se puede hacer cargo en buenas condiciones el trabajo público-privado", sostuvieron.

Por su parte, Nicolás Izquierdo, gerente de estudios de Mercado Libre, manifestó que la iniciativa les parece interesante, ya que tradicionalmente los subsidios están abocados a la adquisición de propiedades. Sin embargo, señaló que "hay grupos de la población que por su etapa en el ciclo de vida, perspectivas laborales y sobretodo necesidades de vivienda bien localizada prefieren el arriendo por sobre la compra".

Y agregó que a través de del sitio web de Portal Inmobiliario, "hemos notado en los últimos años un crecimiento importante en la demanda por arrendar, lo que va muy relacionado con la evolución de los precios de venta, que hacen que acceder a viviendas bien localizadas sea cada vez más caro y complejo dadas las limitaciones de la oferta".

Las Condes

Otra comuna que ya posee un sistema similar al que pretenden implementar en Recoleta es Las Condes. Se trata de un subsidio de arriendo financiado por el municipio que apoya a una familia con el 50% de un arriendo en una vivienda que ya existe.

El alcalde de la comuna, Joaquín Lavín, explicó que "dependiendo de la situación de la familia se realiza el financiamiento de la mitad del arriendo o de tres cuartos de este". Y explicó que el apoyo "se extiende por un año. Luego de eso se reevalúa la situación".

Las personas que pueden acceder a este beneficio son vecinos del sector que atraviesan por problemas laborales, con drogas o de violencia intrafamiliar.

Respecto del modelo que se pretende implementar en Recoleta, Lavín sostuvo que "nos parece muy positivo". Y señaló que "mañana (miércoles) me reuniré con el alcalde Jadue para conocer más sobre este modelo de inmobiliaria popular, que nos parece que puede ser una solución".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles