Registro de evasores en transporte público cumple un año y suma 5.394 personas

evasión

Foto: Agenciauno

Fiscalizadores de Transportes cursaron 66.223 infracciones en la capital, la mayoría en Puente Alto, Santiago y Ñuñoa. La mayoría de los infractores que no pagan sus multas son hombres y la edad promedio es de 31 años.




El 5 de junio de 2018 comenzó a operar el Registro de Evasores del Transantiago, base de datos que contiene los nombres de las personas que fueron multadas en fiscalizaciones por no pagar su pasaje y que, a la fecha, tampoco han cancelado la sanción aplicada en los Juzgados de Policía Local respectivos.

El último informe, entregado a través de la Ley de Transparencia por el Ministerio de Transportes, consigna 5.394 personas incorporadas en el listado de infractores entre el 5 de junio del año pasado y el 10 de julio de este año. La mayor cantidad de pasajeros recibió una infracción en Puente Alto, con 2.063 personas. Se suman 971, en la comuna de Santiago Centro, y 689 en Ñuñoa.

El registro de evasores se pobló rápidamente: en enero pasado contenía 1.259 personas, en mayo pasó a registrar 4.329 usuarios y hoy supera los cinco mil.

Los pasajeros que son ingresados a esta nómina reciben una batería de sanciones si no pagan. Además de la multa, que puede llegar hasta 1,5 Unidades Tributarias Mensuales ($ 73.549), la Tesorería General de la República puede retenerles el monto equivalente a la deuda en la próxima devolución de impuestos. Al mismo tiempo, no pueden obtener licencia de conducir ni renovar el permiso de circulación.

De acuerdo a antecedentes del Ministerio de Transportes, durante el primer año de vigencia de la norma los inspectores de la cartera han realizado un total de 838.957 fiscalizaciones a los usuarios, en las que se cursaron 66.223 multas. De ese total se desprende la cifra de pasajeros que ingresa al registro.

Paula Flores, jefa de fiscalización del ministerio, sostiene que un 70% de las personas que permanecen en esta base de datos corresponde a hombres y la edad promedio de los infractores es de 31 años. Añadió que la mayor concentración de evasores en Puente Alto "se puede deber a que los Juzgados de Policía Local de esa comuna han cumplido con la obligación de informar al registro las personas que no hayan cancelado sus multas".

En tanto, una medida implementada por las empresas concesionarias de la Red Metropolitana de Movilidad (ex Transantiago), orientada a abordar esta situación, es la implementación de zonas pagas, las que llegan a 276 en la capital. En el gobierno se explica que se espera que el mejor estándar de los vehículos -hay 490 diésel Euro VI y 203 eléctricos- motive a la población a cumplir con el deber de pagar el pasaje.

(Para ampliar la infografía, haz click aquí o en la imagen)

El peso de la tarifa

Carlos Melo, director de Ingeniería y Políticas Públicas de la U. San Sebastián, afirma que entre las razones para no cancelar el pasaje se contaría que el costo del mismo es demasiado alto para algunos sectores, "o bien que parte de la población no paga como parte de una conducta que se prolonga en el tiempo, debido a que en el algún momento evaluó mal el sistema".

Helen Rosso, dirigenta social del sector Bajos de Mena, en Puente Alto, coincide en que para un sector de la población de esa comuna el precio del pasaje en bus, que llega a $ 680, es considerado "caro, en especial para los adultos mayores, que reciben bajísimas pensiones".

Añadió que han solicitado al Ministerio de Transportes que se aplique una rebaja en el valor para la tercera edad, tal como sucede en el Metro, pero que no han tenido una respuesta positiva.

Comenta