Senador Girardi presenta proyecto de ley para que no se exija receta para venta de anticonceptivos: “Debemos cambiar la ley, si no es un parche”

anticonceptivos

Tras la controvertida venta online de fármacos anticonceptivos supeditada a la presentación de una receta médica, el ISP anunció que autoriza el expendio "supervisado" a través de internet sin el documento de prescripción. En horas de esta tarde, el presidente y miembro de la Comisión de Salud del Senado, anunció un proyecto de ley que busca modificar a permanencia las condiciones de acceso a estos medicamentos en contexto de emergencia sanitaria.




Luego que las autoridades sanitarias decretaran medidas más estrictas en cuanto a movilidad, y compra-venta de artículos esenciales, uno de los productos controversiales los últimos días son los medicamentos anticonceptivos.

Usuarias de estos fármacos denunciaron que, al momento de cursar la compra de estos a través de internet, se les exige presentar una receta médica que indique su prescripción. Una condición que fue objetada dadas las limitaciones que responden a permisos para agendar hora para consulta médica.

Si bien el ISP expresó durante la tarde de este lunes que “no se ha emitido ninguna normativa diferente a la ya existente en el Código Sanitario, ni ha establecido nuevas limitaciones ni restricciones a la venta de ningún medicamento en esta pandemia”, luego que el director del organismo, Heriberto García, se reuniera con representantes de las farmacias, se determinó que se flexibilizarían los requisitos.

De acuerdo a la nueva estipulación si una persona está comprando online y no tiene una receta, puede ser contactada a través del chat de cada página por el químico farmacéutico o en forma posterior, por teléfono o mail, para ofrecer una orientación sobre estos medicamentos. “En vez de que les digan ‘venta rechazada’ los llamarán y les darán una solución”, añadió García.

Una medida que constituye un mero “parche” a juicio del senador Guido Girardi, quien junto al senador Rabindranath Quintero, Carolina Goic y Francisco Chahuán, presentaron un proyecto de ley que establece la venta de anticonceptivos sin receta médica en el caso de decretarse una alerta sanitaria con ocasión de una epidemia o pandemia.

Tenemos una reglamentación antigua, porque la ley efectivamente establece como obligación que un anticonceptivo se debe vender con receta. Por lo tanto, si queremos hacer algo serio, debemos cambiar la ley, porque sino esto es un parche y no podemos seguir parchando un mal sistema, los anticonceptivos tienen que garantizar su acceso universal y en tiempo de pandemia se tiene que hacer vía digital o delivery”, dijo Girardi desde el punto de prensa en el Congreso.

“Creo que el ISP por sentido común hizo la vista gorda y no exigió la receta, lo que hace peor que se exija hoy en situaciones más dramáticas, cuando hay impedimentos para ir al medico. Me parece un mal momento para pedirla cuando no se exigió en el pasado”, expresó el senador PPD.

El proyecto de ley busca modificar el decreto con Fuerza de Ley n° 725 Código Sanitario, agregando un nuevo inciso que dicta: “En las circunstancias previstas en el artículo 36 de este Código y hasta los seis meses posteriores a la fecha de su término, cuando los respectivos registros sanitarios no establezcan condición de venta directa, los medicamentos anticonceptivos y demás productos farmacéuticos que determine la autoridad sanitaria, podrán venderse al público sin exhibición de la correspondiente receta”.

Además incluyen como artículo transitorio que “terminadas las circunstancias previstas en el artículo 36 del Código Sanitario, en su caso el decreto de alerta sanitaria con ocasión de una epidemia o pandemia, el Ministerio de Salud reglamentará la venta de los medicamentos anticonceptivos sin exhibición de receta médica, cuando el o la requirente ya tenga una prescripción médica indicada”.

Según explicó el senador Girardi, esto se traduce en que la receta no sea exigida durante una emergencia sanitaria y hasta 6 meses después de esta, y que se implemente una suerte de “carnet” que detalle el tratamiento permanente al que se somete una persona.

“Va bastar mostrar que tiene un determinado tratamiento y podrá renovarlo cada vez que quiera, sin la exigencia de mostrar la receta cada vez que vaya a la farmacia”, añadió. “Le vamos a pedir al ministro de Salud su patrocinio para que esto se pueda solucionar legalmente cumpliendo con todas las normas sanitarias”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.