#VíaInclusiva: Plan Rutas Peatonales contempla 199 kilómetros de veredas, senderos y escaleras con accesibilidad universal

Plan Rutas Peatonales contempla 199 kilómetros de veredas, senderos y escaleras con accesibilidad universal

Plan Rutas Peatonales contempla 199 kilómetros de veredas, senderos y escaleras con accesibilidad universal

Las obras se ejecutarán entre los años 2021 y 2023 e involucran una inversión aproximada de $51.000 millones. La extensión geográfica implica a 69 comunas, y el trazado en regiones será de 175 kilómetros.




Este martes se presentó el Plan Rutas Peatonales, que se implementará en todo Chile y busca dar accesibilidad universal a cruces y veredas, para hacerlas más amigables y seguras para adultos mayores y personas con discapacidad.

En la actualidad, las veredas tienen problemas como desniveles y/o roturas de pavimentos, estrechez, daños ocasionados por las raíces de los árboles, oscuridad en el entorno, rebajes peatonales estrechos (no permitan el paso de una silla de ruedas), entre otros.

Ante ello, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo desarrolló un programa de mejoramiento por medio del cual se construirán 199 kilómetros de veredas, senderos y escaleras en todo Chile con los más altos estándares de accesibilidad universal.

Las obras se ejecutarán entre los años 2021 y 2023 e involucran una inversión aproximada de $51.000 millones. La extensión geográfica implica a 69 comunas, y el trazado en regiones será de 175 kilómetros.

Las nuevas rutas patrimoniales contemplan:

  1. Pavimento sólido y liso con bajo índice de rugosidad.
  2. Continuidad del pavimento a lo largo y ancho de la vereda y su comunicación con veredas separadas por elementos físicos, tales como calzadas, badenes u otros.
  3. Despeje vertical y horizontal de la ruta peatonal (proyección de ramas de árboles, toldos, señalética, grifos de bomberos, implementos como paraderos de locomoción colectiva, etc).
  4. Pendientes longitudinales iguales o inferiores al 8% en tramos prolongados (especiales para adultos mayores), pues sobre ese porcentaje se reduce fuertemente la capacidad de la ruta accesible al limitar la velocidad de desplazamiento.
  5. Antideslizante en condiciones húmedas, secas y secas con polvo fino.
  6. Conexión y con acceso a todos los componentes accesibles del espacio público, tales como entradas a viviendas, comercio, servicios, implementos de descanso, elevadores, paraderos de locomoción colectiva, etc.
  7. Implementación de captación de las aguas lluvia inmediatamente aguas arriba del cruce peatonal para evitar el anegamiento de la rampa o el dispositivo para el cruce peatonal.

Estas rutas también contemplan características específicas para los adultos mayores.

  1. Pavimentos con alto nivel de lisura y muy bajas pendientes, tanto en el trayecto como en los cruces peatonales de calzadas.
  2. Descansos inclusivos en la proximidad de las esquinas, compuesto por bancas dotadas de apoya brazos individuales, con asiento y apoyo de espalda en madera, por proveer el mejor aislamiento térmico disponible.
  3. Apoyos de trayecto a mitad de cuadra si la obra incluye bancas inclusivas en las esquinas o 3 apoyos por cuadra, si no las incluye. Estas barandas tendrán una superficie de apoyo/sujeción fabricada en madera, como aislante térmico. Cada implemento de descanso no deberá estar separado más de 50 o 60 metros uno de otro.
  4. Iluminación peatonal, para advertir de noche cualquier peligro que pudiera haber en la ruta y, a la vez, hacer visible al caminante a distancia, mejorando la sensación de seguridad personal.

Tarjeta Cruce Seguro

La tarjeta es parte de un plan piloto que permitirá a adultos mayores y personas con discapacidad utilizarla en cruces y veredas. La tarjeta evitará el contacto y solo acercándola, dará la señal de cruce a través de luz y sonido. Se espera que también se implemente un sistema de tiempos, por ejemplo: si un adulto mayor tiene menos movilidad tendrá una frecuencia de tiempo más larga para poder cruzar.

El semáforo cuenta con una caja amarilla con un parlante, que permite a las personas ciegas escuchar el sonido del cruce o detención. Una voz está permanentemente hablando y cada uno de los lados de la caja cuenta con un sistema de Braille, que les permite saber en qué dirección pueden cruzar.

La tarjeta será entregada durante 2021, a medida de que se vayan inaugurando las distintas rutas en todo el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.