Armenia acusa a primer ministro turco de ser un incendiario político

Los dichos vienen en momentos de tensión entre ambos países, tras el reconocimiento del Parlamento sueco y de una comisión del Congreso de EEUU el genocidio armenio en el Imperio Otomano.




Armenia acusó al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, de ser un incendiario político, en el marco de la disputa por las nuevas resoluciones que acusan de genocidio al Imperio Otomano.

La amenaza de Erdogan de expulsar de Turquía a 100 mil armenios que viven allí ilegalmente pone en peligro el reacercamiento de ambos países, dijo el ministro del Exterior armenio, Edvard Nalbandian en Ereván.

"Con declaraciones de ese tipo comenzaron los sucesos que culminaron con el genocidio de los armenios en 1915", dijo hoy Nalbandian citado por la agencia de noticias Arminfo.

El Parlamento sueco y la Comisión de Exteriores en el Congreso estadounidense calificaron recientemente la persecución de los armenios en el Imperio Otomano de genocidio, dañando las relaciones con Turquía.

Erdogan explicó el miércoles en una entrevista de radio que esas resoluciones dañan a los propios armenios y amenazó con expulsar a los que viven en situación ilegal en el país. Nalbadian destacó que los armenios quieren seguir trabajando en la normalización de las relaciones Turquía.

Los críticos de la resolución ya habían esperado que pudieran dañar el proceso de reconciliación. Según distintos cálculos, entre 200 mil y 1,5 millones de armenios perdieron la vida en el Imperio Otomano. La acusación de genocidio siempre ha sido negada por Turquía, el país sucesor de ese Imperio.

Comenta