Celestino Córdova es condenado a 18 años de cárcel por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay

En medio de un fuerte contingente policial, el Tribunal Oral en Lo Penal de Temuco hizo lectura de la sentencia condenatoria en contra del machi Celestino Córdova.

197 páginas explican la resolución dictada por los jueces del Tribunal Oral en Lo Penal de Temuco, quienes determinaron que el comunero mapuche, Celestino Córdova, deberá cumplir una pena de 18 años de cárcel, por su responsabilidad en la muerte del matrimonio de Werner Luchsinger y Vivian Mackay.

El pasado jueves el Machi fue condenado por los delitos de incendio de lugar habitado, robo con violencia, incendio de bienes muebles e incendio con resultado de muerte, por los que la fiscalía de la Araucanía solicitó penas de hasta presidio perpetuo calificado.

Para determinar la pena el tribunal aseguró que tuvo presente, que “el delito de incendio con resultado de muerte o de incendio calificado, tiene asignada una pena en abstracto de presidio mayor en su grado máximo, a una de presidio perpetuo”.

Según el fallo redactado por los jueces Luis Sarmiento, Óscar Viñuela y Juan Santana, “favorece al acusado la aminorante de irreprochable conducta anterior y lo perjudica una agravante, aquella numeral 12 del mismo artículo del código sancionatorio”.

“Para efectos de arribar a una pena concreta, estos sentenciadores tendrán presente que la vida humana constituye un derecho primordial, básico y esencial, sobre el cual se erigen los demás derechos fundamentales, bien jurídico que en este caso resultó destruido y justifica la alta penalidad con que nuestro ordenamiento jurídico penal sanciona al conducta concurrente al caso”, dice el fallo.

El fallo también sostuvo como argumento el daño causado a la familia de las víctimas con el homicidio. 

“Se tiene presente que estos acontecimientos no sólo terminaron con 2 vidas humanas, sino que, conforme pudieron apreciar estos juzgadores en las audiencias, produjeron una profunda afectación en la descendencia de dichas personas. Así estos jueces pudieron ver directamente a Cinthya Mackay González, Jorge, Jaime y Mark Luchsinger Mackay, quienes pese a ser personas adultas y de edad madura se mostraron profundamente afectados y afligidos por la intempestiva y trágica partida de quienes fueran su hermana y padres respectivamente”, manifiesta la resolución.

Manifestaciones al exterior del tribunal, marcaron la lectura de sentencia de Córdova, cuya defensa solicitará anular el juicio oral que terminó con el veredicto condenatorio.

Un fuerte contingente de seguridad custodió la sala de audiencia, donde se permitió el acceso de 20 cercanos a las víctimas, y 20 personas que apoyaron al imputado.

Seguir leyendo