Chile disfruta de un histórico Mundial de Balonmano

handbol

"Esto se lo voy a poder contar a mis nietos, a mis hijos",dice Julio Baumann, reflejando el sentir de la selección juvenil en Georgia, donde mañana se medirá con Francia, actual campeón.


Chile ha clasificado a varios mundiales de balonmano, adulto, juvenil, junior o damas. El aumento del nivel de las selecciones y la mayor cantidad de países que entran explican el fenómeno. Eso sí, los nacionales siempre han debido conformarse con los últimos puestos.

Pero esa historia cambió ayer, cuando la Rojita derrotó 29-24 a Georgia, el local, en el cierre del Grupo B del Mundial Juvenil, con lo que consiguió el paso a octavos, pese a que perdió los otros cuatro duelos. Chile, Georgia y Argelia sumaron dos puntos, producto cada uno de una victoria. El cupo se ganó por diferencia de gol. Los dirigidos por Claudio Lira debían ganar ayer por tres goles y lo hicieron por cinco. "Los jugadores me preguntaban cuántos goles necesitábamos, pero se los dije recién al final", relata Lira.

Pero los jugadores sabían, asegura Julio Baumann, goleador del partido, con 10 tantos: "Habíamos sacado la cuenta en la mañana. Esto se gana con uñas y dientes, eso es lo más importante. Esto se lo voy a poder contar a mis nietos, a mis hijos".

El head coach nacional, el español Mateo Garralda, explica uno de los factores del éxito. "Fuimos con casi la mitad de este equipo Sub 19 al Mundial Sub 21 y después de lo que demostraron ahí, haciendo grandes partidos ante rivales fuertes, pensábamos que se podía clasificar", dice. Por octavos de final, la Rojita se mide mañana (9.15 de Chile) ante el actual campeón, Francia.

Comenta