Chile envía muestras a Corea del Sur para identificar enfermedad que afecta a araucarias

Milenario árbol presenta resecamiento más allá de lo normal en algunas de sus partes. Director de la Conaf expondrá situación en cumbre forestal que se realizará en Roma.




La araucaria chilena (Araucaria araucana) está en problemas. A comienzos de año se detectó que sus ramas se resecaban más de lo normal y algunos ejemplares morían por esta causa.  Se desconoce hasta ahora la extensión y origen del fenómeno, pero ya se iniciaron los estudios.

Luis Duchens, encargado del departamento de Sanidad Forestal de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), es quien coordina las investigaciones para determinar qué está afectando a este árbol milenario.

"Se han enviado a Corea del Sur tres muestras de hongos y dos de bacterias que no han sido reconocidas (en los análisis realizados en el país)", explica Duchens a La Tercera.

Este país asiático fue elegido por el organismo porque es donde existe la base de datos genética más amplia para detectar especies que ya han sido descritas. "Si no aparecen dentro de esa base significa que son nuevas especies que hay que clasificar", señala el experto de Conaf.

Además del laboratorio  coreano, también hay análisis que se realizan en la Universidad de Concepción y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

Cumbre en Roma

Chile posee  250 mil hectáreas de araucarias distribuido principalmente entre  las regiones de Biobío y la Araucanía, pero además está presente en algunos sectores de Argentina. En otros países existen araucarias, pero no corresponden al mismo tipo,  ya que existen 19 especies diferentes.

Las causas del actual fenómeno no están claras, pero el cambio climático aparece como un factor central. Se cree que la sequía y el estrés hídrico dejan a los árboles más débiles para enfrentar enfermedades.  Asimismo, las menores precipitaciones y temperaturas más altas, contribuyen probablemente al aumento de las poblaciones de insectos y hongos que alojan en ellos.

La identificación del patógeno que actúa es clave porque de ahí se define el tratamiento, que puede ser vía productos químicos o controladores naturales biológicos.

La situación de las araucarias será planteada por el director de la Conaf, Aarón Cavieres, en Roma, la próxima semana, donde se iniciará la Semana Forestal Mundial, organizada por el Comité Forestal (Cofo) de la FAO.  Ahí tomará contacto con especialistas en temas sanitarios y conversará con el ministro del área forestal de Corea del Sur sobre el asunto.

Inquietud de ONG

El tema ha causado preocupación en organizaciones no gubernamentales del país.

Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile, dice que se deben destinar recursos para la implementación de un plan de monitoreo de la especie, ya que en Argentina también se ha detectado el mismo mal.

"Si bien Conaf está trabajando para determinar las causas de este fenómeno, creemos que también es necesario adoptar medidas de mayor alcance, que permitan realizar un seguimiento permanente al estado de las araucarias", señala.

El Colegio de Ingenieros Forestales de Chile, en tanto, ha recabado información en terreno que indicaría que el problema es de una extensión y severidad que requiere ser enfrentada con todos los recursos disponibles desde el Estado, según Rodrigo Gutiérrez Ibáñez, presidente de la Sede Regional Araucanía.

El vocero explica que se han entrevistado con el director de Conaf Araucanía, quien les reafirmó que aún no saben con certeza el grado de afectación, el causante del daño y las medidas que se puedan aplicar.

"Para todo lo que ha sido el proceso inicial de identificación de análisis de muestras los recursos que hoy día tenemos han sido suficientes. Para las etapas siguientes para contratar investigaciones y después comenzar con el control se están contemplando los presupuestos para 2017", explica Luis Duchens de Conaf.

Comenta