Cuñada de ex subsecretario Wagner: "Me pidió si le podía prestar boletas"

Autor: La Tercera

Carolina de la Cerda detalló cómo el ex subsecretario de Minería le solicitó en 2009 su documentación para "campañas políticas".

“Me dio un teléfono de contacto para que yo le avisara cuando me llegara la plata, para así girar tres cheques por los montos y a las personas que debía girar los cheques, en ese momento, la persona, cuyo nombre no recuerdo, me dio los nombres de Cristina Bitar, Ernesto Silva Bafalluy y Lorena Espinoza. Yo hice la boleta para la empresa Soquimich con la glosa asesorías financieras”.

Esa es parte de la declaración que María Carolina de la Cerda Iñiguez, cuñada del ex subsecretario de Minería Pablo Wagner, dio en la fiscalía de Alta Complejidad el viernes pasado en el marco de la investigación del denominado caso Penta. El Servicio de Impuestos Internos se querelló con contra de la ingeniera en enero pasado por la facilitación y uso de boletas de honorarios falsas, y la obtención de devoluciones de impuestos indebidas. De acuerdo a la investigación, se trata de al menos 59 boletas de honorarios ideológicamente falsas emitidas entre los años 2009 al 2014, por unos $120 millones.

En su testimonio, al cual tuvo acceso La Tercera, De la Cerda relata los detalles de cómo Wagner, desde 2009, le pidió emitir boletas de honorarios para “campañas políticas” y suplementar su sueldo. 

“A principio del año 2009, mi cuñado Pablo Wagner San Martín me pidió si le podía prestar boletas de honorarios, no me señaló para qué y me dijo que durante el año me podían llamar para pedirme boletas para campañas políticas, ‘voy a dar tu nombre para eso’. Yo asumí que iban a ser de la UDI los que me iban a llamar, ya que Pablo es de la UDI, yo no”, declaró De la Cerda.

Luego, la ingeniera comercial detalla que en marzo de 2009, Wagner le pidió que prestara una boleta a la empresa Díaz, Moulian, Silva y Wagner. “Le presté y le di la boleta”, detalló. “Yo la hice en mi casa, en un computador, para esa empresa emití cuatro boletas, yo no presté servicios ara esa empresa. Yo las hice por internet y las mandé al correo de la empresa. Yo las declaré ante Impuestos Internos (…) Me dijo Pablo, ‘tú, te quedas con la devolución’”, agregó. 

La compañía a la que alude De la Cerda fue formada en 2005 por el economista William Díaz, el actor Vasco Moulian; el diputado y presidente de la UDI, Ernesto Silva, y el ex subsecretario Wagner. 

Después explica que a mediados de julio del mismo año recibió una llamada de parte de Ernesto Silva Bafalluy -padre del diputado y fallecido en 2011- “no recuerdo quién me llamó (…) la persona me pidió una boleta que era para campañas políticas y me acordé lo que me había dicho Pablo Wagner tiempo atrás, era una volta para Soquimich por 7 millones y medio de pesos, me dio el monto, el RUT de la empresa, la glosa para que yo pudiera hacer la boleta, también me pidió el número de la cuenta corriente, ya que me dijo que la plata me la iban a depositar en mi cuenta y me dio un teléfono de contacto para que yo le avisara cuando me llegara la plata”.

De la Cerda añadió ante los fiscales Norambuena y Villalobos que en agosto de 2009, una vez que el depósito -los $7 millones 500 mil- fue realizado a su cuenta del Banco Security “hice los tres cheques a nombre de Cristina Bitar, Ernesto Silva Bafalluy y Lorena Espinoza, llamé a esta persona que me contactó para que pasara a buscarlos a mi casa, que estaban en sobre. Le di mi dirección, le dije que se los iba a dejar con la nana en la casa”.

Ante la pregunta de los fiscales de cuál es el nombre de la persona a la que llamó para avisar que los cheques estaban listos en su casa, la ingeniera contestó: “No me acuerdo. No me contacté con nadie de Soquimich. No me acuerdo del nombre de mi nana de esa época”. Y agregó: “El número de teléfono de esa persona lo anoté en el mismo papel que anoté los datos de los cheques y los datos de Soquimich y no los tengo”.

También fue consultada por la empresa Genesis Partners S.A., a  la que el Ministerio Público le solicitó “información contable correspondiente a los años comercial 2009 al 2014”. Al respecto, De la Cerda sostuvo que “también emití boletas de honorarios desde marzo de 2010 hasta junio de 2012, Pablo Wagner me pidió que emitiera esas boletas, me dijo que si le podía dar boletas, no le pregunté para qué ni por qué”. 

En cuanto a las boletas giradas a Inversiones Banpenta S.A., Inversiones Penta III Ltda., Empresa Penta S.A. , “también me lo pidió Pablo Wagner, tampoco me dijo para qué y por qué, no le pregunté (…) el monto líquido no llegó nunca a mi cuenta, si obtuve devoluciones. No presté servicios para estas empresas ”. 

Seguir leyendo