El debut de Paulina García en EE.UU. abre Festival de Cine Las Condes

imagen-imagen-paulina-garcia-in-little-men-36224620

La elogiada película Por siempre amigos, donde la actriz chilena comparte con Greg Kinnear, inicia hoy el encuentro que presenta filmes premiados en los festivales de Venecia y Berlín, entre otros.




Para la chilena Leonor Calvelli no hay peor afrenta que ser sacada de su propio territorio por un desconocido que nunca se apareció por el vecindario. Aunque ese ignoto vecino sea estadounidense, Leonor se siente más nativa de Brooklyn que el recién llegado. Brian Jardine acaba de heredar la casa de dos pisos de su padre fallecido y ha llegado la hora de irse a vivir al piso de arriba y, según sus cálculos, de subirle también el arriendo a Leonor, que ocupa la primera planta. Brooklyn ya no es el barrio industrial de antaño y él, que está cesante, necesita cobrarle lo que realmente cuesta un local en la zona. Brooklyn es ahora hipster y Leonor quizás ya no encaja ahí. No al menos, si no puede pagarle la renta a Brian.

Este es el terrenal e implacable marco dramático en que se desarrolla la emotiva historia de Por siempre amigos, la película donde las familias de dos amigos adolescentes se enfrentan por las pedestres circunstancias del arriendo de propiedades. Elegida una de las 10 mejores películas estadounidense en el 2016 por The Guardian, Por siempre amigos abrirá hoy el Festival de Cine Las Condes organizado por dicha Municipalidad y auspiciado por La Tercera. La función de apertura será a las 21.30 hrs., pero el acceso será desde las 19.30 hrs. en el Parque Araucano, el lugar donde se realiza este encuentro, que ahora ya va por su 16 edición.

En total se presentarán 11 películas, hasta el próximo domingo 15 de enero, ninguna de ellas estrenadas en el circuito comercial en el país. Los filmes a exhibir son Pasión por las letras (6 de enero), drama sobre el editor de Scott Fitzgerald y Hemingway; El ciudadano ilustre (7 de enero), ganadora del premio a Mejor Actor en Venecia 2016; 45 años (8 de enero), ganadora de dos Osos de Plata en Berlín 2015; Boda de papel (9 de enero); Viaje a Italia (10 de enero); Rumbos paralelos (11 de enero); Una segunda madre (12 de enero); Latin lover (13 de enero); El hombre que conocía el infinito (14 d enero); y El hombre perfecto (15 de enero).

Exhibida en el último Festival de Sundance, Por siempre amigos es una sensible historia de lazos adolescentes de alguna manera saboteados por la realidad económica de sus familias. La cinta significó el debut de la actriz chilena Paulina García en el circuito fílmico estadounidense, específicamente interpretando el rol de Leonor, una chilena que vive sin marido y que tiene un hijo al que alimentar y vestir con los ingresos de su pequeña tienda de ropa. Ella misma hace los vestidos y vive más o menos feliz hasta que allá se trasladan Brian Jardine (Greg Kinnear), su esposa y el muchacho de ambos. Brian es un buen tipo y un actor sin trabajo estable. Es una de las razones por las que dejó Manhattan para ocupar la casa que le heredó su padre. A instancias de su hermana abogada, le propone a Leonor un pago más alto de arriendo, de acuerdo a los actuales precios del mercado inmobiliario. La mujer se niega, el drama se desata y hay dos chicos que la pasarán mal: Tony (Michael Barbieri), el hijo de Leonor, y Jake (Theo Taplitz), el hijo de Brian, se han hecho muy amigos y quisieran seguir siéndolos a pesar de los conflictos de sus padres.

La película, que también habla del fenómeno conocido como "gentrification" (algo así como el "aburguesamiento" de barrios tradicionales en las grandes ciudades de EE.UU.), es antes que nada una historia de amistad y de padres tratando de cumplir con su misión.

"Quería hacer una película sobre la infancia, pero desde la perspectiva de un director adulto y también de un padre tratando de entender a sus hijos. Recuerdo de pequeño específicamente una relación de amistad muy similar a la que tienen los chicos de la película", dice a La Tercera el director Ira Sachs (1965). Ganador en Sundance 2005 con su cinta Forty shades of blue, el realizador ha construido durante 20 años y a través de siete largometrajes una crónica única y sensible sobre las relaciones humanas, la convivencia gay y la implacable mano urbanizadora en Nueva York. Sin ir más lejos, su anterior cinta El amor extraño (exhibida en el Festival Las Condes 2016) era protagonizada por John Lithgow y Alfred Molina como una pareja gay adulta obligada a mudarse cuando uno de los dos quedaba sin trabajo.

"Creo que las determinantes económicas definen mucho a las personas y son inseparables de ellas. Resolverán como vivirán, con quienes dormirán, que comerán, a quienes conocerán. Después de todo, es una circunstancia económica lo que hace que la familia de Brian Jardine entre en conflicto con Leonor", comenta Sachs.

Acerca de la opción de contar con Paulina García en el elenco, Sachs comenta que escribió el rol pensando en ella: "Vi a Paulina García cuando la película Gloria se estrenó comercialmente en Estados Unidos. Junto a mi pareja Mauricio Zacharias (co-guionista de varias sus películas) no podíamos parar de hablar de ella y fue muy natural que la situáramos en el universo que en ese momento preparábamos y que sería Por siempre amigos. Ella podía representar un personaje fuerte que viviera en Nueva York, pero que al mismo tiempo tuviera las características de ser una outsider. Eso era esencial y Paulina encajaba perfectamente. Escribí el rol para ella y a través de un amigo en común me contacté con el director de Gloria, Sebastián Lelio". Ira Sachs, que reconoce que sus gustos cinematográficos son selectivos e incluyen a Cassavetes, Altman y Fassbinder, dice además que le gustaría volver a dirigirla: "Me han dicho que es espectacular en teatro, pero puedo decir que como actriz de cine tiene un poder único y original: es natural, pero al mismo tiempo construye muy bien los personajes. Es decir, es ideal para este medio".

A la hora de definir su personaje, la tenaz Leonor, Paulina García se refiere al tópico de los inmigrantes: "Leonor se las ha arreglado como cualquier inmigrante para salir adelante en un país que le abre muy bien las puertas en un principio. En esa situación ella tenía una realidad dura que enfrentar: tuvo una pareja, luego un hijo, la pareja se fue, ella cría al hijo sola y sale adelante como puede".

Ira Sachs acostumbra a decir que contar con García "fue una de las grandes experiencias de la película", pero no puede dejar de referirse al trabajo de Michael Barbieri y Theo Taplitz, los muchachos que interpretaron al extrovertido Tony y el ensimismado Jake, respectivamente. "Son dos de los mejores actores con los que he trabajado en mi vida. Te piden lo mínimo y son absolutamente naturales en su desempeño. Trabajé con ellos de forma muy distinta. En el caso de Michael pensé en Scorsese: le di toda la libertad posible para su personaje. Con Theo evoqué a Robert Bresson: todo en el tenía que ser tranquilidad".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".