Duma: "La U me cortó las piernas"

duma

El hoy futbolista de Huachipato, convaleciente de una lesión, sigue grabado en la historia de los duelos de la U contra Colo Colo. Anotó dos goles en el último triunfo azul de un cruce que últimamente se le atraganta.




Ansioso por volver a jugar mientras observa el entrenamiento de sus compañeros. El presente de Juan Ignacio Duma - por culpa de la rotura parcial del ligamento cruzado de la rodilla derecha, que lo mantendrá sin jugar hasta el próximo torneo - no es el mejor en Huachipato, pese a que algún día fue proyectado por muchos como la gran joyita exportable de Universidad de Chile.

El 9 de mayo de 2013, Duma le dio el título de Copa Chile a la U, marcando en el tiempo adicional el 2-1 sobre Católica. Era lo que faltaba para que la dirigencia azul se frotara las manos y viera en el atacante una gran esperanza económica para el club. Cuatro días antes, Duma, con sólo 19 años, se había lucido en el superclásico, anotando dos goles y siendo importante figura del triunfo 3-2 sobre Colo Colo. Fue la última victoria de la U ante el archirrival. Desde ahí en adelante, jugaron ocho partidos oficiales, con seis triunfos para Colo Colo y dos empates.

¿Habrá sabido Juan Ignacio Duma aquella estadística? "No me acordaba que con mis goles había sido el último triunfo de la U", dice el delantero. Y agrega: "Por un lado me pone contento, ya que se me tiene en la memoria. Eso sí, ojalá la U vuelva a ganar ahora". De lo que el atacante sí tiene recuerdos, es de los goles que marcó aquella jornada. "Era mi primer Superclásico como titular, fue importante e inolvidable. El primer gol fue un cabezazo tras un centro de Charles Aránguiz. El otro fue un desborde de César Cortés donde anticipé al colombiano Domínguez", comentó Duma.

Aquellos tantos no sólo fueron importantes para él. La hinchada azul, pese a jamás elevarlo al nivel de ídolo, vio en el delantero argentino una gran esperanza de cara a un plantel que tras la partida de Jorge Sampaoli comenzó a mermarse en cuanto a calidad. "Mucha gente me recuerda esos goles siempre, también el que le marqué a la UC cuando fuimos campeones. Quedas en la historia anotando goles así", afirma el ariete, que vivió temporadas soñadas en la U a tan corta edad.

"Fue muy buena mi etapa en la U. Salimos campeones en 2013 y tuve la opción de jugar casi todos los partidos. Aprendí mucho con Jorge Sampaoli. Me hizo debutar y fue clave en mi alza. Ahí empecé a jugar. Por lo que hizo en la U y después en la selección chilena, era obvio que ahora todos lo iban a querer. Es un ganador", asegura el delantero, sobre el casildense.

Pero, ¿qué pasó con la emergente carrera del argentino? Duma tiene una explicación: "Hay veces en que a algunos entrenadores no les gusta tu forma de juego. Después llegó Fantasma Figueroa y a él no le gusté. Decidí ir a Palestino y ahí recuperé mi nivel". Antes de eso y, luego de sus goles en los clásicos ante Colo Colo y Católica, la dirigencia de Azul Azul lo blindó. La cláusula de salida de Duma era de ocho millones de dólares ("en realidad me tasaron por 15", rebate el jugador), por sobre los cinco que pedían por Charles Aránguiz, actualmente en el Bayer Leverkusen. "Fue una decisión de la U y ahí no tenía nada que hacer. Sé que había ofertas por menos plata, pero no quisieron dejarme partir. Fue una equivocación por el lado de ellos. Me cortaron las piernas en ese momento. Son etapas que a uno le sirven y lo hacen crecer", comentó el ariete.

Pese a ello, Duma no guarda rencor y quiere que los estudiantiles ganen el sábado: "Siempre que puedo veo los partidos. Tengo un afecto muy grande por la U. Pusieron sus ojos en mí y se lo agradezco". El oriundo de Vedia (un pueblo de ocho mil habitantes, 335 kilómetros al oeste de Buenos Aires) destaca el alza que ha tenido su ex equipo: "En comparación a los últimos años, sin duda han levantado. Jugadores de nivel siempre han tenido, es cuestión que formen un buen grupo solamente y basta. En el último tiempo le ha costado a la U porque no ha focalizado un equipo en sí. Siempre cambian la forma y muchos nombres. Pasó con Martín Lasarte, que igual salió campeón. Pero se cambiaron mucho los equipos y eso pasa la cuenta al final".

Eso sí y, deseando suerte para el sábado, Duma afirma que "favoritos no hay en estos partidos, pasa cualquiera cosa". "Mi sentimiento es que gane la U, ojalá con goles de Matías Rodríguez, que es un emblema azul. Importante sería igual ganar en el Monumental, es una maldición, pero ya llegará el momento de triunfar ahí", cierra.

Comenta