Encuentran fósiles que señalan que el panda más antiguo podría ser español

Científicos encontraron restos en el noreste de España del fósil más antiguo de panda encontrado hasta ahora, con una edad estimada de 11.5 a 12.5 millones de años.




Investigadores españoles han descubierto fósiles que podrían pertenecer a parientes del panda gigante. De acuerdo a la autora de la investigación, Juan Abella del Museo Nacional de Ciencias Naturales de España, el espécimen encontrado se llama Kretzoiarctos beatrix, y tendría una edad que fluctúa entre los 11.5 a  los 12.5 millones de años.

Los fósiles, descritos en la revista PLOS ONE, fueron encontrados en el noreste de España, y corresponden a dos individuos adultos. Uno de ellos Abella y sus colegas lo describieron el año pasado en la revista Estudios Geológicos, el cual consiste en dos dientes del animal, mientras que en el actual descubrimiento consiste en una mandíbula rota y un diente grande.

Este nuevo estudio considera ambos fósiles y los compara con otras especies. Gracias a los dientes y la mandíbula, los científicos pudieron nombrar a un nuevo género, el Kretzoiarctos beatrix.

Hasta ahora, el fósil más antiguo del linaje de los pandas había sido encontrado en China, sin embargo estos son muy jóvenes, de 7.2 y 8.2 millones de años, comparados con los encontrados en España.

Pese al descubrimiento, los científicos no están postulando que los pandas evolucionaron en España y luego migraron a China, pues todavía no hay suficiente información al respecto.

De acuerdo a Abella, es posible que existan fósiles aun más antiguos que se deben encontrar, pues hasta ahora se desconoce como es el árbol familiar de los pandas.

"Los fósiles encontrados son fragmentos, por lo que es difícil establecer en un 100% que una especie es el ancestro directo del actual panda" señaló Abella a CNN.

Según explica la investigadora, cuando este proto-panda andaba por España, el clima era más húmedo y cálido, por lo que habría una abundancia de frutas y plantas. Si bien los científicos no están seguros si el bambú estaba presente en aquella época, podrían haber otras plantas vinculadas con climas húmedos.

"El descubrimiento es muy importante para entender los orígenes de este linaje que nos lleva al panda gigante en la actualidad. También podría ayudar a los científicos a entender la adaptación del cráneo y de la mandíbula, que ayuda a este oso único a alimentarse de bambú", señaló.

El Kretzoiarctos beatrix podría haber pesado cerca de 60 kilos, con un tamaño similar al del oso malayo actual. Basándose en su dentadura, era omnívoro, pero poseía varias características dentales de osos que se han adaptado para comer plantas duras como el bambú.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.