Final de la LNB: Velásquez contra Carrasco

Castro y Colo Colo juegan hoy el primer partido por el título. Los albos buscan coronarse en su redebut en el baloncesto. Los chilotes quieren hacer valer su invicto de local.




La naranja comienza a dar sus últimos botes durante esta temporada. En el sur, la esperanza está instalada en Chiloé, precisamente en Castro. En el centro del país, todas las miradas apuntan a Colo Colo, al club albo que revivió su r+ama de básquetbol para volver a ser protagonistas en las ligas cestersas nacionales. Y vaya que lo está haciendo.

Son Deportes Castro y Colo Colo, los dos quintetos que, a partir de mañana, comenzarán el asalto final para obtener la corona de la Liga Nacional de Básquetbol.

Los chilotes parten jugando de local. Y es acá en donde depositan todas sus esperanzas; en el Gimnasio Fiscal, en su fortín inquebrantable, en el lugar en donde, tras 14 partidos, no han conocido la derrota.

En tanto, los albos llegan a las finales con el envión anímico de haberse transformado en el ave fénix del torneo. Pasaron de ser un equipo que se tambaleaba entre la victoria y la derrota en la fase regular, a convertirse en un quinteto capaz de vencer a cualquiera, incluso a la -hasta el momento en que ambos se cruzaron- Universidad de Concepción.

Sin duda, uno de los valuartes de la campaña de Castro ha sido el alero Gonzalo Velásquez, quien el miércoles recién pasado se transformó en el primer jugador en la LNB en anotar más de 2.000 puntos. Lo logró en el quinto partido de semifinales contra Los Leones. "Me tomo con calma lo que hice. Ahora sólo estoy enfocado en la final", reconoce Velásquez.

Respecto a la definición, el alero chilote reconoció que están "bastante bien y motivados". "Pudimos ganar el quinto partido contra Los Leones y eso es un aliciente importante", añadió. Velásquez es voz autorizada y con conocimiento sobre definiciones, ya que fue parte del equipo de Castro que se proclamó campeón de la LNB en la temporada 2011-12. Esa vez, era el capitán. Ahora, en esta final, sigue siendo dueño de la jineta.

"El equipo de 2012 y éste son bastantes similares. Quizás la diferencia es que este torneo ha sido más difícil. También ha sido importante mantener la localía, ya que hace dos años perdimos algunos encuentros en casa", aseguró el basquetbolista.

Si Castro tiene a Velásquez, Colo Colo luce en sus filas a Erik Carrasco. A pesar de la importancia en ataque del norteamericano O' Louis McCollough, quien promedia 25,8 puntos, el osornino es la figura que destaca sobre el resto.

El medallista de plata con Chile en los pasados Juegos Sudamericanos es el organizador del juego, con 5,7 asistencias. Además, corta a los rivales con 2,7 robos por cotejo.

Eso sí, dentro del rectángulo no es el único lugar en donde Carrasco trasciende, ya que es uno de los líderes del plantel, que posee experimentados como el mismo Valencia y Franco Morales.

El base cuenta con un ilustre palmarés en el baloncesto local, con cuatro coronas de la Dimayor, cinco Libsur, dos Libcentro y una Copa Chile. El único título que le falta en su vitrina personal es el de la LNB.

Y ha estado cerca. En Boston College, donde jugó entre 2008 y 2014, Carrasco disputó tres finales, pero siempre se quedó a las puertas del triunfo. Una de ellas fue ante Castro, en 2011-12. Hoy tendrá la oportunidad de empezar a cambiar su historia.

Comenta