Presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile: "Debe haber una condonación de la deuda del CAE y del Fondo Solidario"

Autor: Myriam Bustos

Los estudiantes proponen que en una primera etapa se congelen los intereses del préstamo. El no pago debe partir por los deudores que no terminaron sus carreras, dijo el dirigente.

Eliminar cualquier sistema de crédito en la educación superior. Esa es una de las principales propuestas de la actual conducción de la Confech y que ha sido una demanda histórica del movimiento estudiantil. En entrevista con La Tercera, Daniel Andrade, presidente de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile, ahondó en uno de los temas que los dirigentes estudiantiles trataron ayer con la ministra de Educación, Adriana Delpiano (ver secundaria).

¿Cuántos alumnos tienen deuda por el Crédito con Aval del Estado?
Son alrededor de 500 mil los deudores del Crédito con Aval del Estado (CAE), pero en total son casi 900 mil las personas que están en esta situación, sumando a quienes actualmente están estudiando. La deuda total asciende a $ 2,5 billones.

¿Por qué piden que se condone esta deuda?
Creemos que tal como se ha condonado la deuda de grandes empresas, medida que ha beneficiado a pocas personas, se puede hacer lo mismo con el CAE. Se puede hacer una política pública que beneficie a muchos chilenos que fueron víctimas del CAE, condonándoles su deuda.

¿Y qué proponen? ¿Tienen alguna fórmula?
Sí, pero la vamos a profundizar. Debe haber una condonación de la deuda del Crédito con Aval del Estado y del Fondo Solidario. La primera etapa es que se congelen todos los intereses existentes y así no siga creciendo el monto adeudado. Después se debe avanzar hacia una condonación de la deuda del CAE a quienes no terminaron sus carreras y, luego, a todos los demás.

¿En qué plazo?
Esas son las especificaciones que tenemos que tomar. Estamos trabajando en una propuesta para eliminar el CAE, que abordará desde cómo se va a reemplazar y cómo nos haremos cargo de las consecuencias de una política pública errada. Por ahora tenemos los principios, pero falta la implementación legal. Eso se está trabajando y de aquí a una semana más la deberíamos tener armada. Parte de la discusión que tendremos en la jornada reflexiva del 27 de abril será en torno a eso.

Cuando los alumnos se benefician con el CAE, firman un contrato, ¿les parece justo desconocerlo ahora?
Lo que buscamos son dos cosas: hoy existen mecanismos para el no pago del crédito y eso se debe masificar y explicitar bien cómo se puede realizar. El Estado debe entregar esas facilidades para que las personas tengan acceso a la condonación. Además, está el fondo solidario, que es una deuda con el Estado, y esa se debe condonar directamente. Nuestro objetivo principal es que las familias no paguen por una educación con intereses y por intermedio de los bancos.

Hay expertos que dicen que es imposible condonar la deuda, porque la cifra es muy significativa y sería un alto costo para el Fisco…
Hay que hacer una política responsable. Acá alguien tiene que hacerse cargo de la deuda de miles de morosos y esa es una responsabilidad que el Estado no ha asumido. Tal como cuando una empresa entra en quiebra y se liquidan sus bienes, hoy se puede buscar una figura legal que permita que los estudiantes que no terminaron de estudiar sus carreras o que hoy no tienen los recursos no paguen.

¿Cómo?
Hasta ahora hay un mecanismo que es parecido a cuando una empresa entra en quiebra, que es que las personas dejen todo y les embarguen los bienes. Aunque los estudiantes no tienen bienes al salir de la educación superior igual se les embarga, la morosidad queda en cero y se les condona la deuda. Estamos buscando un mecanismo similar a eso que evite quitarles sus bienes.

¿Cuáles son los principios de su propuesta?
Uno es que la gente no tenga que pagar por una educación que debe ser gratuita, por eso estamos buscando que se condone la deuda, porque hay gente que no tenía los recursos para poder acceder a la educación y por eso tuvo que endeudarse.

¿La idea es que no exista ningún tipo de préstamo, ni estatal?
La propuesta de la Confech busca que se acabe la lógica de los créditos y se pase a una lógica de financiamiento basal a las instituciones que permita la gratuidad. De forma transitoria podría haber becas o créditos fiscales, pero sólo en transición. El fondo del asunto es que la plata de los créditos se use en gratuidad.

¿Y cuánto podría durar el periodo de transición?
El crédito tendría que ser del Fisco. Hoy, son muchos los alumnos que estudian con el CAE y si se les quita el crédito, ellos no podrían pagar la universidad. A esos alumnos que hoy están en la educación superior se les puede entregar un beneficio de transición. Pero los que aún no están, tendrían que inscribirse en planteles que estén adscritos a la gratuidad y que tengan un aporte fiscal directo.

¿Por qué sacar a la banca?
Hoy, el Estado hace una mala inversión de sus fondos. Tiene que recomprar los créditos que entrega la banca y recompra al menos el 46% de los préstamos. Es decir, además de que los bancos se llevan el dinero de las familias también reciben recursos del Estado. Actualmente, la intervención de la banca lo único que trae es mayor gasto fiscal.

¿Estarían dispuestos a participar de una mesa con el gobierno para eliminar el CAE?
El movimiento estudiantil jamás se ha cerrado al diálogo y en eso estamos abiertos a discutir propuestas, pero concretas.

Seguir leyendo