Rechazo total a jardín infantil que pide a niñas llevar “plancha y set de cocina” para jugar

Escuela Cemar Kids, de Maipú, solicitó juguetes de labores domésticas para taller “Mamikids”. Mineduc aseguró que se deben erradicar los estereotipos de género en las salas de clases.

“Mamikids” y “Taller de Fútbol” son las actividades que niñas y niños, respectivamente, de la Escuela de Párvulos Cemar Kids de Maipú, realizarían este viernes en un taller llamado “Mi Escuela Entretenida”. Para eso, las educadoras enviaron una comunicación dirigida a los apoderados donde se solicitaba enviar a las alumnas “implementos de casa” y se recomendaban artículos como planchas de juguete, set de cocina y utensilios de limpieza, mientras que a los alumnos se les pedía ir vestidos con ropa adecuada para jugar fútbol. Una apoderada del establecimiento compartió la comunicación a través de Facebook e inmediatamente los usuarios de redes sociales comenzaron a viralizar el mensaje con críticas al establecimiento por fomentar estereotipos de género.

Una de las organizaciones que cuestionó el contenido del mensaje de la escuela fue Comunidad Mujer. La directora de proyectos de la fundación, Jessica González, aseguró que “el mensaje que entrega el jardín infantil está pensado para remarcar los roles más conservadores en torno al género, a través de esta construcción de escuela entretenida. Aquí no hay una educación igualitaria, sino que una intención de marcar desde temprana edad de lo que deben hacer las mujeres y hombres a modo de juego, y definir que las niñas estarán encargadas del cuidado doméstico mientras que los niños jugarán a la pelota, y a diferencia de ellas, sí se van a entretener”.

Por su parte, la asesora educativa de Educación 2020, Bibiana Rodríguez, opinó que “es especialmente delicado que en el nivel preescolar, que es tan importante para el autoconcepto que tienen los niños y niñas, se esté reforzando este estereotipo de género”. Asimismo, explicó que esto tiene relación con enseñanzas que se realizan de forma implícita dentro de los colegios y jardines infantiles. “El gran problema del currículo oculto es que se trata de la reproducción inconsciente de la cultura. Es implícito, entonces, para poder interceptarlo hay que volverlo consciente. Esto supone volvernos hacia una reflexión crítica dentro de la práctica pedagógica. Mirar los talleres, los materiales de apoyo que estamos utilizando y analizar dónde pueden estarse colando estos estereotipos de género”, señaló.

Además, González señaló que esta responsabilidad también tiene relación con las propias experiencias de los docentes: “Las educadoras llevan a su lugar de trabajo no sólo lo que ellas aprendieron en términos de pedagogía y enseñanza en sus casas de estudio, sino que también sus propios prejuicios y estereotipos de lo que es ser mujer y hombre en esa sociedad. Trasladan sus propias historias de vida al espacio del aula, por eso las educadoras y educadores debemos ser conscientes de los mensajes que estamos transmitiendo”.

Desde el Ministerio de Educación aseguraron que tienen diversas estrategias para evitar que se sigan perpetuando estereotipos de género en los distintos niveles educativos. La subsecretaria de Educación Parvularia, María Isabel Díaz, señaló que “es un problema complejo, porque son varias las áreas donde debemos ir generando mayor conciencia hacia la diversificación de los roles de género”. En ese sentido, la autoridad explicó que se aborda el problema “desde ámbitos como el currículo, desde la práctica dentro de las salas de clases y en la formación docente”.

Además, señaló que se dictan cursos de capacitación para distinguir y tomar conciencia respecto de la identidad de género y sexual, y se entrega material para la educación parvularia, donde además se arman juegos y talleres para los niños. “Lo que queremos es que ellos vayan desarrollando sus intereses y necesidades con una visión amplia respecto de las acciones y juegos que pueden desarrollar”, explicó.

La Tercera intentó contactarse con la dirección de la Escuela de Párvulos Cemar Kids, la que finalmente optó por no responder.

Seguir leyendo