Botellazo



SEÑOR DIRECTOR

El hecho de una mujer vertiendo una botella de agua sobre el Presidente Piñera debería hacernos reflexionar sobre la sociedad que queremos construir, más aún en el escenario actual, donde con la Convención buscamos dignidad y respeto en los diversos espacios sociales y territoriales.

El “botellazo” debe ser condenado. Hay innumerables formas -basadas en el respeto- para demostrar desacuerdos.

Óscar Muñoz Moya

Lic. en Administración Pública y Ciencias Políticas Universidad Austral de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.