Cambia el escenario político

Unión en la derecha tras triunfo de Sichel y opción menos radical en la izquierda. Lo que destacan los bancos de inversión tras las primarias




SEÑOR DIRECTOR

El resultado de las elecciones jubiló a más de una generación de políticos. Efectivamente, uno de los rasgos comunes de los triunfadores es su juventud. Pero no es el único cambio; parece desplazar a la derecha hacia el centro (dejando, eso sí, un buen espacio descubierto a la extrema derecha de J.A. Kast y a quienes insisten con lo de la “derecha acomplejada” en lo que se conoce como el fenómeno de la “sábana corta”) por un lado, y desplazar la relevancia de la izquierda al Frente Amplio, apretando y relegando a todos los partidos de centroizquierda a un segundo plano, pues les quitó la mística transformadora.

Como enseña Harari (“Homo Deus”), el hombre no piensa solo, sino en grupos; esto genera no solo un pensamiento colectivo, sino una lealtad tribal. Y esta lealtad se debe a historias; lo que se conoce como relato. El que tiene el mejor cuento, gana. El Frente Amplio le ha quitado a la ex Concertación la historia rebelde y reformadora, dejándola como un mero aparato de distribución de poder (“red set”).

Así, las historias liberales (derecha) y rebeldes (izquierda) parecen ganarle terreno a las historias conservadoras y libertarias (republicanos) y social-burocráticas (ex Concertación), con consecuencias insospechadas todavía.

Marcelo Muñoz Perdiguero

Abogado

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.