Conocimiento e innovación en universidades estatales



SEÑOR DIRECTOR:

Un ambicioso mandato en términos de inversión en ciencia y tecnología se ha autoimpuesto el gobierno, lo que significa pasar de 0,34% a 1% del PIB. Así lo ratificó el ministro de la cartera, Flavio Salazar, quien detalló algunas medidas en carpeta, y que en conjunto podrían incrementar la inversión en ciencia en 20%, lo que es una gran noticia para quienes participamos en el sector.

En conjunto, las universidades somos el principal ejecutor de actividades de I+D en Chile, con más de 9 mil científicos dedicados a esta labor. No obstante, para apalancar la meta de gobierno, creemos necesario actualizar algunos ámbitos que, hemos visto, frenan este desarrollo. Por un lado, flexibilizar los marcos normativos del sector en cuanto a tiempo y restricciones regulatorias, de modo que permitan a los estudiantes de postgrado llevar adelante sus proyectos sin trabas administrativas; también creemos necesario crear y/o adecuar los actuales instrumentos de fomento a esta realidad. Esto permitiría que, efectivamente, las universidades, y en especial las estatales, que representamos el 60% de las 30 instituciones de educación superior que componen el Consejo de Rectores (Cruch), puedan contribuir sin limitaciones al desarrollo de innovación, y, en definitiva, lograr que la ciencia aplicada y la transferencia tecnológica expandan las posibilidades de impactar positivamente a la sociedad, generando beneficios para la ciudadanía y su calidad de vida.

Rodrigo Navia

Vicerrector de Investigación y Postgrado

Universidad de la Frontera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.