Contraste



SEÑOR DIRECTOR

Los acontecimientos que hemos presenciado los últimos días han puesto en el foco de la opinión pública a dos parlamentarias: la presidenta del Senado, Yasna Provoste, y a la diputada Pamela Jiles.

Curiosamente se ha producido un contraste entre la personalidad y las actuaciones de una y otra. La presidenta del Senado ha actuado en consonancia a la jerarquía y la autoridad que su cargo merece; con responsabilidad, respetando a partidarios y adversarios; ha propuesto salidas sensatas y bien pensadas para superar la actual crisis; se ha proyectado como una persona que tiene las condiciones de tomar las más altas responsabilidades. Desgraciadamente, no se puede decir lo mismo de la diputada Jiles.

Jorge Donoso Pacheco

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.