Diversidad y transformación




SEÑOR DIRECTOR

Qué duda cabe de que el rol y la responsabilidad de las organizaciones está en una transformación constante, sobre todo en el contexto actual.

Vemos que el valor de la diversidad está presente en las relaciones interpersonales y en los equipos de trabajo. Un ejemplo son las organizaciones que, por su rubro, deben coordinarse entre quienes operan presencialmente, y aquellos que están en “modo” teletrabajo, conectándose desde su espacio más íntimo, su casa. Cada persona enfrenta este momento en distintas condiciones.

Somos todos aprendices constantes en esta “nueva realidad”, con nuevas prácticas y herramientas, y están por verse los efectos permanentes que tendrán a nivel institucional, empresarial y también en el ámbito personal.

Desde las organizaciones, ¿cuáles son los principales desafíos en la actualidad? La respuesta nos la dará lo genuino de las comunicaciones que mantengamos con los equipos de trabajo. Generar espacios de colaboración y reflexión, realizar mediciones internas, y estar en contacto permanente, es fundamental para tomar el pulso de la organización y consolidar una cultura diversa. No pueden ser meras conversaciones aisladas.

La diversidad implica ser conscientes sobre los propios sesgos y prejuicios sobre cómo vemos la realidad y nos relacionamos, y recién conmemorando el Día del Orgullo LGTB+, cobra especial sentido este concepto como pilar en la cultura organizacional, y que realmente se aprecie el valor de la diversidad en sus diferentes dimensiones.

Prestar atención a la sensibilidad del entorno y estar dispuestos a modificar lo establecido, es fundamental para dar pasos firmes y auténticos. Marcar la diferencia en la transición hacia una nueva sociedad, que día a día se reestructura, complejiza y enriquece.

Felipe Straub B.

Gerente de Recursos Humanos de Entel

Comenta