El Frente Popular sí sirvió

REUTERS/Abdul Saboor/File Photo


SEÑOR DIRECTOR:

En su columna “Un mundo nublado”, Ascanio Cavallo se refiere al nuevo Frente Popular (FP), coalición de los partidos de izquierda creada para enfrentar, en las próximas elecciones parlamentarias de Francia, al Rassemblement National (RN), partido de extrema derecha dirigido por Marine Le Pen, y parece minimizar al primer FP al escribir: “las izquierdas se han unido en un nuevo frente popular (resonancia ambigua con el pasado porque el de los años 30 no sirvió para detener el nazismo)”.

El primer Frente Popular (FP) surgió en Francia en los años 30 en reacción al auge de movimientos fascistas antiparlamentarios y gobernó entre 1936 y 1938. Ciertamente, el FP no frenó al nazismo en Alemania ni al fascismo en Italia y España. Pero el gobierno de Léon Blum, que presidió el FP, derrotó en las urnas al fascismo en Francia y logró avances sociales que cambiaron radicalmente la vida de millones de franceses, como el derecho a vacaciones pagadas, la semana laboral de 40 horas y la escolaridad obligatoria hasta los 14 años. No es de extrañar, entonces, que las izquierdas francesas se hayan unido ahora bajo el lema de Frente Popular ante el auge del RN.

El 7 de julio se sabrá si el nuevo FP logra frenar a la extrema derecha, pero es notable que la izquierda haya podido consensuar un programa en solo cuatro días para enfrentar al RN, “la verdadera amenaza para Francia”, según Dominique de Villepin, exministro de Jacques Chirac. Con todo, más allá de lo que suceda con el nuevo FP, no puede negarse la importancia del FP de los años 30, que unió a las izquierdas en un momento clave de la historia de Francia, frenó a los movimientos fascistas y logró conquistar derechos sociales que hoy nos parecen obvios.

Andrea Slachevsky

Académica Universidad de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.