“El tren de Aragua”




SEÑOR DIRECTOR:

Hemos sido testigos de una serie de tristes noticias que dan cuenta de la actividad de la organización criminal de origen venezolano “El Tren de Aragua”, la que está operando en el extremo norte, particularmente en las ciudades de Arica e Iquique.

Frente a este fenómeno criminal, es importante que las autoridades y los ciudadanos tengamos presente que este tipo de agrupaciones delictuales se logran identificar por una serie de características como son: la existencia de una jerarquía organizacional, con distribución de roles entre sus miembros; el desarrollo de diversas actividades criminales tales como homicidios, secuestros, extorsión, tráfico de drogas, trata de personas y tráfico de migrantes, así como por el control de territorios donde el Estado se hace cada vez mas débil y se imponen las reglas establecidas por la estructura criminal.

En las regiones del extremo norte, las tasas de homicidios producto de la influencia de esta y otras organizaciones criminales crecen vertiginosamente y este año en Arica y Parinacota se han consumado 21 homicidios, mientras otros 25 se han producido en Tarapacá, con un alto porcentaje de víctimas de nacionalidad extranjera, esto sin contar que normalmente por cada homicidio consumado existen aproximadamente 3 homicidios frustrados en que la víctima no fallece pero queda herida de consideración, siendo cada vez más frecuente el uso de armas de fuego de parte de los delincuentes.

Ante esta realidad, es necesario que el Estado actúe rápido efectuando un más exhaustivo control migratorio, potenciando la fiscalización de la tenencia y del porte ilegal de las armas de fuego, además de entregar recursos a los organismos especializados de las policías así como a la Fiscalía con el fin de frenar el crecimiento de otros grupos criminales similares al Tren de Aragua.

Manuel Guerra Fuenzalida

Profesor Derecho Penal y Derecho Procesal Penal

Fac. de Derecho y Ciencias Sociales

Universidad San Sebastián

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.