El último aliento

La candidata presidencial del Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, ofrece un punto de prensa tras su derrota de las elecciones presidenciales 2021. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO.




SEÑOR DIRECTOR

“Somos los herederos de la coalición de gobierno más amplia y más exitosa en la historia de Chile, una que llevó a cabo importantes transformaciones. La que gobernó los 30 años más virtuosos de Chile” fue una de las frases que, con fuerza y convicción, lanzó la ex candidata presidencial Yasna Provoste en el foro presidencial Enade, una afirmación difícil de refutar con datos.

A pesar de esto, la Concertación terminó siendo víctima de su propio fracaso, y no solo mostró una tremenda, tardía y vaga intención de tener una renovación en sus filas, sino que, en la desesperación de continuar existiendo, entregó todo en lo que creía; retiros de fondos de pensiones, disminución de impuestos verdes, tibieza en temas de orden, seguridad e inmigración, y con un constante miedo a las “funas”, sucumbió ante el populismo, pensando que el éxito del Frente Amplio radicó ahí, muy ingenuamente, por cierto.

Fue así como vivió un fracaso rotundo, no solo no pudiendo capturar nuevos votos, sino que, además, abandonando al votante que ya tenía, terminando en un vergonzoso quinto lugar, y perdiendo escaños en ambas cámaras.

Vicente Abrigo Z.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.