Fondos de pensiones




SEÑOR DIRECTOR

Un consenso técnico transversal en materia de pensiones es la necesidad de incrementar los ahorros previsionales dado lo bajo de las actuales y proyecciones de futuras pensiones. El diagnóstico compartido es que los determinantes son: bajos salarios, grandes lagunas previsionales, baja tasa de contribución al sistema, necesidad de incorporar más activamente a los independientes, contribuir a cerrar brechas de género, mayor longevidad, falta de conocimiento financiero y previsional, entre otros.

La crisis sanitaria afecta el poder adquisitivo en todos los estratos sociales, siendo los más perjudicados aquellos que poseen menos. Ante la falta de recursos y fuerte endeudamiento de los hogares, se ha optado por una política pública de retiros voluntarios desde los fondos de pensiones que goza de amplia empatía popular, pero que va en sentido contrario al consenso de mejorar la calidad de las pensiones. Además, a los actuales pensionados también se les ha permitido retirar recursos a costo de menores pensiones. Tras los tres retiros, el fondo de pensiones tendrá US$50 mil millones menos y en forma individual representarán varios años de cotizaciones, los que tendrán impacto fuerte en los grupos: jóvenes, son los más afectados por la pérdida de una mayor capitalización en el tiempo; próximos a pensionarse, que no tendrán tiempo de recuperar fondos si se llega a reformar paramétricamente el sistema; pensionados, que ven de manera inmediata su menor valor de pensiones.

El compromiso estatal en pensiones solidarias sigue creciendo y con ello un mayor gasto público de manera permanente. Nuevamente, tenemos un ejemplo costoso de la mezcla de necesidades con buenas intenciones, donde se toma una medida que se termina transformando en una mala política pública.

José Luis Ruiz

Académico FEN U. de Chile y ex miembro de la Comisión Bravo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.