¿Justicia igual para todos?

CENTRO DE JUSTICIA

PEDRO RODRIGUEZ



SEÑOR DIRECTOR

A raíz de unos dichos de la ministra del Interior sobre la falta de homogeneidad de la justicia, la vocera de la Corte Suprema, en entrevista a La Tercera, afirma que existirían “protocolos para asegurar que el trato sea igual para todos”, y que el Poder Judicial “busca que haya una misma justicia para todos”. Si bien la crítica ministerial apunta a una especie de clasismo en la jurisprudencia, lo que no parece real, la respuesta de la vocera es sorprendente, porque se desconoce la existencia de los protocolos a que se refiere y que permitan efectivamente una justicia igual para todos, en términos tales que llegaran a evitar los conocidos zigzags y vacilaciones de las sentencias de la Corte Suprema, que generan una evidente discriminación a los justiciables, los que ante casos idénticos reciben sentencias distintas. Lo cual se ha comprobado por estudios académicos desde hace varios años, con evidencia empírica e indesmentible, a los que dio cobertura este diario en su momento, pues varios ministros y salas de ese alto tribunal habitualmente dan respuestas contradictorias ante casos iguales, sin que hasta ahora se haya cambiado esa conducta y lo haya podido evitar algún desconocido “protocolo”.

Si bien no hay evidencia de que estos zigzags sean originados en supuestos clasismos, dan muestra hasta hoy de una conducta negativa que cabe evitar para no incurrir en el usual desajuste democrático de dar justicia desigual.

Alejandro Vergara Blanco

Profesor titular de Derecho Administrativo Pontificia Universidad Católica de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.