La Araucanía: basta ya de improvisar




SEÑOR DIRECTOR:

¿Cuál es el estado de la situación en la zona sur?

La reciente muerte de un compatriota -que lamentamos- se suma a una larga lista de víctimas en la zona; incendios y atentados nos sorprenden cada día. Conocimos los lineamientos generales de un nuevo plan de gobierno que al parecer tendrá el mismo destino de los que le precedieron y, nuevamente, tenemos a los militares desplegados bajo un estado de excepción que la verdad -aun con mi experiencia- me cuesta entender sus objetivos y posibilidades de éxito. Me parece que todo esto no va en la dirección adecuada.

Olvidamos la lección aprendida. Con planes de corto plazo, entrega de tierras, militares desplegados y sectores que son tibios frente a la violencia, no se logrará el objetivo. ¿Qué será necesario para que asumamos que se requiere algo distinto? ¿Más civiles o soldados muertos?

Ya no es tiempo de nuevos estudios. Urge cambiar la forma de actuar.

Sugeriría comenzar con diseñar desde el nivel estratégico un plan que aúne los esfuerzos de toda la sociedad incluyendo la ayuda internacional, ya que esto requiere algo más que la seguridad. Como ello requerirá medidas de largo plazo, creo que lo debe convocar el Presidente de la República.

Luego está el nivel operativo donde cada gobierno en su periodo implemente las medidas coherentes con esta estrategia.

Finalmente, a nivel táctico, que las autoridades regionales y locales implementen las medidas socioeconómicas en su respectiva zona junto a las instituciones a cargo de asegurar el Estado de Derecho para todos.

Sé que nuestra idiosincrasia hace difícil concitar esfuerzos de esta naturaleza, pero me parece que la gravedad del momento hace necesario buscar herramientas diferentes a las ya conocidas.

En el sur, hay miedo, rabia, dolor y poca esperanza, un cóctel que a nada bueno conduce.

Deberemos asumir que conviviremos con la violencia de algunos sectores, pero ello no nos puede distraer del necesario diálogo para alcanzar el objetivo, lo que requerirá templanza del gobierno.

Es el momento que el Presidente Boric convoque a ese gran acuerdo. Que no espere a que una tragedia mayor lo obligue a hacerlo

Eduardo Aldunate Herman

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.