La caída de Castillo: más dudas que certezas



SEÑOR DIRECTOR:

Los últimos acontecimientos acaecidos en Perú nos hicieron recordar el año 1992, cuando producto del autogolpe del ex Presidente Alberto Fujimori, ese país experimentó un importante retroceso a nivel democrático, cuyas consecuencias se evidencian todavía hoy.

La tentativa de Castillo no tuvo el mismo resultado. No contó con el respaldo necesario y en pocas horas fue destituido y detenido.

No obstante, a partir de su intento de concentrar e intervenir los otros poderes, se plantean una serie de dudas. Primero, por qué optó por esta vía, si la oposición carecía de los votos necesarios para obtener su vacancia. Segundo, más allá de la tregua solicitada al Congreso, ¿podrá su sucesora Dina Boluarte mantenerse en el poder hasta julio de 2026 o deberá convocar a nuevas elecciones? Y, tercero, de ocurrir estas, ¿hay una alternativa real de recambio?

Esta última interrogante es crucial. La crisis del sistema político peruano no se inició con Castillo. Su llegada al poder fue expresión de un descontento profundo de la sociedad con la clase política y los escándalos de corrupción en los que se ha involucrado a los últimos mandatarios peruanos.

Sin embargo, su acceso a la Presidencia no significó el cambio. Se hizo imposible la gobernabilidad, a partir de su propia inexperiencia y las tensiones permanentes con un Congreso cada vez más polarizado. Y a esto se unieron las denuncias de corrupción en contra de él y sus cercanos.

Los últimos hechos indican que la solución del problema peruano no es de corto plazo. La erosión de la convivencia política, la falta de voluntad para avanzar hacia un cambio que signifique la superación de la lógica de suma cero entre los distintos poderes, entre otras, requieren de un proceso de más largo alcance, que tenga como resultado un nuevo contrato social; uno que garantice de manera efectiva la satisfacción de los intereses ciudadanos y que posibilite la gobernabilidad democrática.

Paz Verónica Milet

Académica Instituto de Estudios Internacionales

Universidad de Chile

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.