La centroderecha en la convención



SEÑOR DIRECTOR

Es innegable que los constituyentes de Vamos por Chile enfrentan una situación sumamente difícil. Su evidente carácter minoritario y nulo poder de negociación configuran un panorama poco auspicioso. ¿Cómo enfrentar un escenario tan adverso como éste? Algunos señalan que lo que le falta al sector son “pantalones” para defender con mayor fuerza sus ideas.

Pero buena parte de los convencionales de derecha parecen haber entendido que la situación exige una actitud distinta al atrincheramiento. Pese a que es difícil romper con la dinámica predominante en el bloque, estos convencionales han comprendido la necesidad de hacer auténtica política: salir a conversar y buscar acuerdos en la vereda del frente. Por cierto, esto no significa abandonar convicciones, sino que hacer lo posible porque ellas permeen.

Es este último camino el que ofrece la posibilidad de tener algo de relevancia para la centroderecha y sus ideas. Uno que le exige hacer política de verdad, y no limitarse a ser solo testigos. De lo contrario, estará condenada a la más absoluta irrelevancia, con el único consuelo de no haber “transado” sus ideas.

Francisco Medina Krause

José Miguel González Zapata

IdeaPaís

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.