“Los niños del campo sin Internet”

WiFi



SEÑOR DIRECTOR

Don César Barros manifiesta su preocupación por la falta de Internet rural en el lugar cercano a Valdivia donde se encuentra en este momento.

Seguramente es cierto que allí no hay Internet, pero en mi opinión, la cobertura de Internet rural en Chile ya no es tan deficiente, gracias al Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones (FDT), a las contraprestaciones de algunos concursos de espectro y, sobre todo -y de manera muy especial-, gracias a numerosos operadores pequeños como Geonet, Netland o Marcom, que han surgido para ofrecer servicios rurales donde los principales operadores no tenían presencia.

Es cierto que todavía hay mucho que hacer para extender la cobertura rural, y para ello el Estado debería adoptar una nueva política pública, consistente en mejorar el FDT, confiar más en el mercado y apoyar de manera principal a los operadores pequeños, mediante subsidios concursados públicamente.

Los actuales proyectos subsidiados de fibra óptica, o los mecanismos que obligan a los principales operadores a prestar servicios en zonas rurales, no son la mejor solución, porque no consideran la “última milla” o equivalen a forzar a una gran multitienda a abrir establecimientos en Hualañé, Licantén o Chile Chico, siendo que el comercio local es más eficiente en estos casos.

Óscar Cabello

Consultor en telecomunicaciones

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.