Mayor eficiencia en el gasto público

22 Abril 2010 Fachada del Ministerio de Hacienda Foto Ximena Nava


El estallido social ha abierto un sano debate sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas. Las mayores demandas sociales han creado una fuerte presión sobre el gasto fiscal, que el gobierno no ha sabido sortear completamente.

Las perspectivas sobre las finanzas públicas han generado preocupación en el mercado. De hecho, hace algunas semanas el Consejo Fiscal Autónomo emitió un informe alertando "por el deterioro de las cuentas fiscales, expresado en los altos niveles de déficit efectivo y estructural proyectados para 2020, un déficit estructural de convergencia a 2022 más del doble del planteado como meta previo a la crisis, y el alto nivel de deuda bruta del gobierno central al que se llegará en el mediano plazo".

Con estos antecedentes de contexto, el Ministerio de Hacienda convocó a un nutrido grupo de expertos para mejorar la eficiencia del gasto público. La comisión creada por el Ejecutivo -de carácter transversal en términos políticos y multidisciplinaria- se dividirá en dos subgrupos, uno de los cuales se denominará "mejor gasto público", que revisará las reformas para aumentar la eficiencia en los desembolsos fiscales y su transparencia y el otro creará espacios de participación ciudadana en el proceso presupuestario.

Cabe señalar, que ya existe institucionalidad asociada a evaluar la eficiencia del gasto. Desde 1997 que la Dipres cuenta con la Evaluación de Programas Gubernamentales y según estadísticas de Libertad y Desarrollo utilizando este instrumento es posible concluir que el 60% de los programas analizados entre el periodo 2011 y 2019 son calificados de insuficientes. Además, la reciente promulgación de la ley que crea el Consejo Fiscal Autónomo, está permitiendo progresivamente un mayor control sobre la evolución del gasto público y el cumplimiento de la regla fiscal.

Frente a esto es fundamental que esta nueva instancia sea un efectivo contrapeso en la discusión presupuestaria y no traslape sus funciones con la institucionalidad vigente. Sin duda es bienvenido contar con un grupo tan diverso y que aporte opiniones fundadas al desempeño y evolución del gasto fiscal. También es una buena señal de austeridad que Hacienda convoque a expertos para garantizar la eficiencia en el diseño presupuestario. Sin embargo, los responsables del diseño fiscal -Hacienda y la Dipres- deben evitar que comisiones de este tipo sean usadas para diluir la responsabilidad del Ejecutivo en el manejo de las cuentas públicas o, peor aún, terminen validando una coadministración en materia fiscal con el Parlamento.

Aún está por verse el alcance y el rol que desempeñará la comisión asesora convocada por Hacienda. No obstante, constituye una buena señal que expertos de diversos orígenes -académicos y políticos- hayan manifestado su disposición a sumarse al trabajo convocado por el equipo económico. Es un hecho que la sostenibilidad de las finanzas públicas requiere de múltiples miradas y sobre todo de conciencia de su real importancia en todo el espectro político.

Comenta

Imperdibles