Mejora de la protección social



SEÑOR DIRECTOR

Esta pandemia es como una maratón. En esta desgastante carrera destaco el diálogo y apertura mostrados por el ministro de Hacienda que, junto a sus equipos, lograron aprobar bonos y préstamos a más de 2 millones de hogares en momentos en que la mayor parte de la población está en cuarentena, demostrando lo que se pedía: coordinación con las medidas sanitarias.

El esfuerzo fiscal para mitigar los embates de la pandemia, más del 10% del PIB, es similar al realizado por economías desarrolladas como Australia, Francia o Canadá. En concreto, las medidas recientemente aprobadas buscan entregar recursos a grupos, identificando a los más afectados, con ingresos superiores al ingreso mínimo hasta los dos millones de pesos. Además, mejora el Ingreso Familiar de Emergencia simplificándolo, aumentando la cobertura y el monto otorgado a la población por debajo del salario mínimo. Brinda soporte a pensionados y otorga a municipios la oportunidad de postergar contribuciones y patentes comerciales. En cuanto al empleo, genera incentivos de formalización que, justamente en esta crisis, vimos lo fundamental para identificar y asistir rápidamente. También cuenta con apoyo a las Pymes otorgando créditos comerciales a tasa cero en Banco Estado y otras facilidades.

El desafío de implementar estas medidas con la misma agilidad de su aprobación es real y existe experiencia del 2020 que debiera ayudar. Desde mi vereda, la economía del cambio climático, decirle que estas medidas en el muy corto plazo y direccionadas a grupos en específico, también ayudan a construir una visión de largo plazo, donde se prepara gradual y responsablemente el camino al desarrollo sustentable.

Luis Gonzales-Carrasco

Coordinador Económico en Cambio Climático Clapes UC

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.