Mejores alternativas para PGU

Pensiones.




SEÑOR DIRECTOR

El gasto público adicional que representa la Pensión Garantizada Universal (PGU) se ubica en torno a 0,95% del PIB; un 0,35% del PIB destinado a costear esta medida provendría de la eliminación de exenciones tributarias, pero el resto no está asegurado en el largo plazo. Frente a este problema, la oposición ha apostado por impulsar el royalty minero y el “impuesto a los súper ricos” como formas para aumentar la recaudación. Sin embargo, estas no son las mejores vías para elevar los ingresos fiscales.

En efecto, subir el Impuesto Específico a la Minería no solo aumenta la carga tributaria de Chile, quitándole competitividad con respecto a otros países mineros como Perú, Australia o Canadá, sino que hacerlo ad valorem (sobre las ventas) afecta en mayor medida a la mediana y pequeña minería por tener mayores costos. Una mejor alternativa sería aumentar el pago por concesiones de exploración y explotación, tal como recomendó la CNP en 2017. Esto permitiría recaudar un monto cercano a los US$ 500 millones al año, sin desincentivar la inversión y promoviendo la competencia en el sector.

Por su parte, el impuesto al patrimonio de altas rentas es de poca efectividad, recauda poco en términos del PIB, tiene un alto costo administrativo y se trata de una política que genera la salida de capitales. Por esta razón, de 13 países OCDE que lo implementaron, en solo tres continúa vigente. En vez de esto, sería más justo y eficiente atacar la evasión de los impuestos personales.

Por último, se debe tener presente la posibilidad de reasignar recursos que están en programas sociales mal evaluados, y cuyo monto supera los US$ 1.500 millones. Esto permitiría financiar lo que falte para asegurar la implementación responsable de la PGU y contribuir a una mayor eficiencia e impacto social del gasto público.

Francisca Dussaillant

Colaboradora asociada de Horizontal

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.