MOP-Concesionarias

FOTO: DIEGO MARTIN / AGENCIAUNO



SEÑOR DIRECTOR

Al parecer el comportamiento del tráfico de la semana del 18 de septiembre fue bastante mejor de lo que se esperaba. Se vio al ministro de Obras Públicas muy activo anunciando medidas para facilitar la salida y el retorno desde y hacia Santiago. Esas instrucciones fueron debidamente acogidas -como siempre debiera ocurrir- por quienes administran nuestra principal red de carreteras a través del sistema de concesiones.

El Estado, como dueño de la infraestructura vial, fija las normas y las concesionarias deben acogerlas, de acuerdo a lo que estipula el contrato. Responsabilidad de las empresas es asegurar una operación expedita del servicio, con las restricciones que le impone la infraestructura autorizada, y el mantenimiento de ésta de modo que al final del contrato vuelva al Estado -para que, por ley, nuevamente sea concesionada- en las mismas condiciones en que fue puesta en servicio en el contrato original. Cualquier cambio en las exigencias que puedan dar origen a una modificación en el contrato -sea por petición del mandante Estado o por la concesionaria- debe resguardar su equilibrio económico- financiero.

Como ha quedado demostrado, la colaboración entre las partes es muy importante. Debiera ser este el ánimo que primase en el transcurso de la extensión plena de los contratos y no como hemos visto en el último tiempo, donde lo que ha destacado son las controversias que solo empañan el sentido del sistema concesional.

Carlos Cruz

Director ejecutivo Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI)

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.