"El negocio de la marihuana en Chile"



SEÑOR DIRECTOR

Con respecto al reportaje del millonario negocio de la marihuana en Chile y el mundo, publicado el domingo pasado, en el cual se da cuenta a cabalidad de las grandes cifras que motivan el camino de legalización y ánimo de lucro de los actores a su favor, nos permitimos precisar una información expuesta.

La Organización Mundial de la Salud ha recomendado mantener a la Cannabis en lista I de la Convención de Sustancias Narcóticas, e incluir al Dronabinol (un cannabinoide sintético) y Tetrahidrocannabinol (un cannabinoide natural) a esta lista I, donde ya están incluidas sustancias muy adictivas, como la cocaína y la heroína. Es decir, la Cannabis y las moléculas recién descritas seguirán estando dentro del listado de drogas con potencial de abuso, sujetas a control y regulación ad hoc.

Por el contrario, la molécula Cannabidiol (un cannabinoide natural, componente no alucinógeno de la marihuana) se sugirió que sea excluida de los controles internacionales mencionados, debido a su potencial rol terapéutico en dos tipos de epilepsias refractarias muy específicas (Síndrome de Dravet y de Lenox-Gasteoux), como tratamiento de última línea.

Estas medidas resaltan la importancia de estudiar los compuestos activos de la planta de marihuana, individualizables y con concentración conocida, cuando alguien se refiera a su potencial terapéutico. Hablar y utilizar la planta completa con fines terapéuticos no se ajusta al estándar científico ni ético de la medicina del siglo XXI.

Izkia Siches

Presidenta de la Directiva Nacional del Colegio Médico de Chile

Carolina González

Presidenta de la Sociedad Chilena de Medicina Familiar

Humberto Soriano

Past President de la Sociedad Chilena de Pediatría

César Cárcamo

Presidente Asociación Chilena para el Estudio del Dolor

Gabriel Rada

Presidente Fundación Epistemonikos

Comenta

Imperdibles