No es normal



SEÑOR DIRECTOR

La discusión pública durante el último año y medio se ha concentrado en la política sanitaria, la política electoral y la política social, todos aspectos muy relevantes para la vida del país, pero que no por ello justifican invisibilizar otros aspectos de la esfera pública, que son igual de relevantes. Uno de ellos es la educación.

No es normal que los escolares no asistan al aula en 18 meses (en algunos casos 21). El retorno es necesario, no solo porque el contacto directo entre el educador y el educando es un factor determinante del aprendizaje, sino que también porque la escuela es un espacio central de vida comunitaria, donde se desarrollan habilidades sociales y psicoemocionales.

No es normal que Chile sea el país de la OCDE que menos haya avanzado en esta materia, pese al respaldo de instituciones como la Unesco, la Unicef y la Defensoría de la Niñez, apoyos que por lo demás se justifican en el nefasto impacto educacional y social que conlleva para los niños el no asistir a clases. Existe un lema que vale la pena recordar: “En tiempos de pandemia, las escuelas deben ser lo primero en abrir y lo último en cerrar”.

Desde abril del presente año se han dado a conocer cifras de distintas regiones, que dan cuenta del aumento de la deserción escolar, realidad que un país que aspira al desarrollo no puede permitir y que se encuentra en la obligación de revertir. Que los escolares no estén en el aula, pese a que muchos lo hayan olvidado, no es normal.

Ignacio Rodríguez

Fundación Jaime Guzmán

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.