No se trata solo de recursos




SEÑOR DIRECTOR

En una reciente columna el ministro Briones cuantificó los recursos que ha destinado el gobierno para enfrentar la pandemia, indicando que para el caso particular de las familias las transferencias directas suman alrededor de US$6.200 millones en lo que va del 2020, representando un 2,5% del PIB, la proporción de ayuda más alta de la región junto a Brasil. En esta misma línea, un reciente estudio del Banco Mundial expresó que Chile es de los países de la región que más han incrementado sus transferencias públicas hacia los hogares, señalando además que el esfuerzo del gobierno ha sido impresionante no solo en el número de beneficios otorgados, sino también en la focalización hacia los sectores pobres. Es más, agrega que las transferencias públicas han ayudado en parte a proteger los ingresos de los hogares, encontrándose Chile entre los países de América Latina que ha sufrido las menores reducciones de ingreso. En este contexto, el estudio concluye que la pobreza en el país aumentará de 8,1% en el 2019 a un 12,3% este 2020; sin embargo, de no haber existido las medidas implementadas por el gobierno chileno, la pobreza habría llegado hasta el 17,9% este año.

No obstante la magnitud de los recursos que se han destinado para mitigar la crisis sanitaria en las familias chilenas, el gobierno se ha enfrentado a una crítica constante no solo de la oposición, sino que también del oficialismo. Esto indica que el problema no se soluciona solo con recursos, sino que tanto más importante es cómo se canalizan y focalizan éstos hacia las familias, así como también la oportunidad en que estos recursos son recibidos por los hogares. Es en esta última parte donde el gobierno ha mostrado un déficit, ya que ha faltado gestión para facilitar la llegada oportuna de esta ayuda a los hogares, que sumado al intento del gobierno por hacer un buen uso de los recursos, se ha terminado por hacer más engorroso el acceso a los beneficios. Finalmente, el gobierno no ha logrado anticiparse a los eventos, está reaccionando a los hechos, actitud que lamentablemente provocará que con una alta probabilidad llegue tarde con sus medidas.

Patricio Rojas R.

Economista

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.