Nuevo marco regulatorio para la seguridad privada

Guardias en el Nacional



SEÑOR DIRECTOR

Ante el cobarde ataque del que fueran víctimas dos guardias de seguridad que controlaban el ingreso al Parque Metropolitano durante la franja deportiva, queremos señalar nuestro total repudio. Es evidente la actitud irresponsable de algunos respecto de las disposiciones sanitarias, llegando -como en este caso- a la agresión sobre dos guardias cuyo deber es, principalmente, proteger la seguridad de los mismos agresores frente a la posibilidad de ser víctimas de la acción delincuencial.

Este hecho trae nuevamente a la palestra la importancia de la discusión y establecimiento de un marco regulatorio eficiente y eficaz que defina el rol, facilite los procedimientos y establezca el grado de autoridad de las fuerzas de seguridad privada, como actor coadyuvante en la prevención del delito y en el resguardo de la ciudadanía. Las empresas de seguridad privada han invertido tiempo y esfuerzo en modernizar sus equipos, mejorar la capacitación de sus colaboradores y fortalecer su capacidad de identificar y adelantarse al riesgo. Sin embargo, esto no es suficiente. Requerimos que el Estado nos reconozca como un elemento complementario con el sistema de seguridad pública, entendiendo éste como una estructura capaz de prevenir y proyectar, más que simplemente reaccionar.

Un marco regulatorio que defina con mayor precisión los espacios destinados a la Seguridad Privada no puede seguir esperando. Con la conformación de la mesa bicameral que discute las propuestas de modernización de las policías y la ley de seguridad privada, materializar este sistema público-privado está a la mano, pero se requiere de la voluntad y decisión del Poder Ejecutivo. Esperamos que no sea necesario que se repitan hechos como el registrado en el Parque Metropolitano -o que ocurran otros más graves- para que la autoridad asuma su responsabilidad en esta materia.

Aldo Vidal

Miembro Comité Técnico ASEVA

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.