Nuevo ministerio



SEÑOR DIRECTOR

Valoro que don Guillermo Piedrabuena, en su columna de ayer, señalara que desde que se creó el Ministerio Público y en las primeras cuentas públicas del 2004, 2006 y 2007, se haya propuesto separar las funciones del actual Ministerio del Interior y de Seguridad Pública.

Comparto plenamente con él que la conducción política de las acciones que afectan a la seguridad pública no puede estar entregada a un subsecretario, dado que son funciones que requieren de un rango ministerial.

Hay que mencionar que el ministerio que se propone crear asumirá también la tarea de la protección civil de la ciudadanía. Existe una lógica afinidad entre estas dos funciones y existe una clara y demostrada necesidad de profesionalizar la gestión, los procesos de planificación y previsión en la respuesta para dar seguridad y protección a la población.

El nuevo ministerio de Seguridad Pública y Protección Civil va a permitir dejar en el pasado la improvisación en la respuesta ante situaciones de falta de seguridad ciudadana o ante estados de catástrofes o emergencias. Sendas memorias públicas y estudios de varios organismos encargados de atender esta función avalan la pertinencia y la urgencia de este ajuste a la institucionalidad.

En tal sentido, parece de toda lógica que para iniciar el proceso de separación de ministerios se designe un delegado presidencial, con rango de ministro, que comience a estructurar la nueva institucionalidad de seguridad y protección de la población.

Kenneth Pugh O.

Senador por Valparaíso (Ind.)

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.