SEÑOR DIRECTOR

Los dirigentes de la ACES anunciaron nuevas movilizaciones de cara a la Prueba de Selección Universitaria que se desarrollará este 27 y 28 de enero, tras la suspensión de hace dos semanas.

En simples palabras, los líderes de esta asamblea han dicho que pretenden, nuevamente, boicotear e interrumpir el normal desarrollo de la tradicional PSU. La mentalidad totalitaria detrás de grupos altamente ideologizados como estos debe ser denunciada con fuerza, porque cometen una gran injusticia al perjudicar a sus propios compañeros.

Decenas de miles de estudiantes a lo largo de todo Chile se preparan por años para rendir la PSU e ingresar a la educación superior, con el fin de ampliar sus oportunidades de vida y colaborar con un mejor futuro para sus familias. Así lo hemos visto en las últimas décadas. Pese a ello, un grupo de extremistas pretende, por medio de la violencia, perjudicar el derecho a la educación de esos miles jóvenes.

Somos muchos más los jóvenes que estamos por la democracia y el estado de derecho. Son menos los que pretenden imponer sus ideas a través de la fuerza. La condena a estos actos debe ser transversal y sin ambigüedades. Es urgente que las instituciones hagan cumplir la ley y que los autores se hagan responsables de sus acciones.

Tomás Bengolea L.

Presidente Fundación ChileSiempre

Comenta