Redescubriendo Europa

axel ok

La respuesta de política económica de Europa al shock del virus tardó en ponerse en marcha, pero ahora se están implementando una impresionante variedad de medidas fiscales y monetarias para salvar la economía.



Recientemente, los inversionistas han estado redescubriendo activos europeos a medida que la región intensifica su respuesta de política económica y demuestra un éxito relativo en la contención de la pandemia y reapertura económica.

La respuesta de política económica de Europa al shock del virus tardó en ponerse en marcha, pero ahora se están implementando una impresionante variedad de medidas fiscales y monetarias para salvar la economía. La región también ha tenido un éxito relativo en la contención del crecimiento del virus (ver cuadro 1), lo que la ha posicionado bien para reabrir su economía. Consideramos que estos dos factores respaldarán la economía y los mercados de la región en los próximos meses.

Los cierres en Europa comenzaron relativamente temprano y provocaron que la movilidad se desplomara. Los datos obtenidos a partir de la ubicación de teléfonos móviles para medir el cambio en las visitas a lugares de trabajo y de compras, así como el uso del transporte público, muestran niveles promedio de movilidad en Alemania, Francia e Italia que se desploman más del 70% por debajo de los niveles previos al virus. La fuerte caída fue una carga enorme para la actividad a corto plazo, pero ayudó a frenar la propagación del virus de manera efectiva. La movilidad se ha recuperado rápidamente y ahora está a la par con el nivel registrado en Estados Unidos. Como BlackRock creemos que esto es un buen indicador del aumento en la actividad, especialmente porque conlleva un menor riesgo de resurgimiento de infecciones. En efecto vemos el ritmo de recuperación en la segunda mitad de 2020 superando a otras regiones, incluido Estados Unidos (ver cuadro 2).

Después de un comienzo inicialmente lento, la respuesta de política económica en la zona del euro al shock del virus se está acelerando, con nuevas medidas fiscales anunciadas recientemente por Alemania y Francia. En combinación con el apoyo monetario adicional, el tamaño del estímulo es suficiente para igualar el déficit de ingresos a nivel de la zona del euro, según nuestros análisis. 

Además, vemos el nuevo plan europeo de recuperación de 750 mil millones de euros como un punto de inflexión crucial para la economía y los mercados financieros. La mayor parte de los ingresos se distribuirán en forma de subvenciones, además de ofrecer financiación barata para garantizar el flujo de crédito a las economías afectadas por el virus. También creará por primera vez un activo europeo emitido conjuntamente por los países de la UE de un tamaño significativo, lo que podría ser un importante primer paso en mover la Eurozona hacia una unión fiscal completa. 

Si bien existen riesgos, como los de implementación de estas políticas, y un Brexit sin acuerdo que se acerca cada día más, hay indicios de que los mercados pueden haber incorporado al menos parte de estos riesgos en los precios actuales. 

En conclusión, estamos viendo varias razones para ser más optimistas sobre la zona del euro en la segunda mitad de 2020, incluida la respuesta política acelerada y medidas efectivas de salud pública. Como resultado, en nuestra propuesta de posicionamiento de estrategia de inversiones, en una cartera multiactivos y diversificada globalmente, mantenemos una sobreponderación en los bonos del gobierno periférico europeo y estamos considerando elevar la exposición en la renta variable europea.

Comenta

Imperdibles