Revisión de los feriados religiosos en el país

IglesiaWEB

El pasado fin de semana, Gino Bonomo realizó su primera misa en la parroquia de Pumanque, luego de que la Iglesia levantara su suspensión.



Este año se conmemorarán en el país un total de 19 días feriados, ocho de los cuales corresponden a efemérides religiosas. Independientemente de las plausibles razones que pueden haber detrás de cada día inhábil, Chile ya se ubica entre las naciones con más feriados en el mundo, lo que de suyo exigiría una revisión acerca del impacto que genera esta realidad.

Desde luego en el análisis no solo cabe atender a los efectos de los feriados mismos, sino también a la compulsión de hacer "sándwich" -algo que hemos visto esta misma semana, con el feriado religioso del jueves 15-, lo que se ha vuelto una tradición muy acendrada en el país, multiplicando así los días libres. Aun cuando estos eventos permiten el desplazamiento de muchas personas hacia balnearios o sitios turísticos, es un hecho que la actividad general se resiente y provoca una alteración en el normal funcionamiento de las empresas.

En una sociedad cada vez más secular, cabe preguntarse por el sentido de seguir manteniendo como feriados obligatorios conmemoraciones religiosas. Hay ciertas fechas, como el Viernes Santo y Navidad, que al ser parte de la tradición más arraigada su reemplazo probablemente generaría desgastantes controversias; el resto, en cambio, bien podría ser trasladado a días de vacaciones, atenuando esta dispersión de feriados y "sandwichs" que caracteriza cada año, sin perjuicio del respeto que la sociedad debe a quienes genuinamente conmemoran las festividades religiosas.

Con todo, una norma que simplifique el cuadro actual no debe llevar a desestimar los impactos de seguir aumentando los feriados, pues además de aquellos de carácter nacional, hay que sumar los de carácter regional -actualmente hay en tramitación, por ejemplo, feriados permanentes en septiembre para las regiones de Magallanes y Coquimbo. Los parlamentarios deben ser especialmente cuidadosos en esta materia; la carrera por presentar proyectos de ley para declarar feriados por las más diversas razones ha sido evidente, y en tal sentido cabe un llamado a la responsabilidad para no desnaturalizar el sentido de estas efemérides.

Comenta

Imperdibles