Sequía en lago Caburgua




SEÑOR DIRECTOR:

Hace más de diez años que las aguas del lago Caburgua disminuyen sostenida y dramáticamente. Actualmente se observa un descenso de casi 17 metros. Este grave daño al sistema ecológico y medioambiental del lago afecta su flora, fauna y humedales, y también ha hecho retroceder sus principales playas públicas en cerca de 250 metros.

Esta baja del agua en el lago obedece, entre otras causas, a erróneas resoluciones de la Dirección General de Aguas del MOP de La Araucanía, que en 2006 mandató construir un pretil para cerrar un brazo del río Trafampulli, que desde siempre compartía aguas al lago Caburgua. Una decisión que no previó los nocivos efectos que hoy padecemos, agravados por la megasequía y crisis ambiental que vive el país.

Hace más de un año y medio los vecinos y la comunidad de Caburgua venimos llamando la atención de las autoridades sin éxito, particularmente ante la DGA del MOP, organismo técnico competente, pero lamentablemente no hemos sido escuchados. En vez de tomar medidas definitivas, nuestro interlocutor ha optado por acciones dilatorias, cuyo tiempo de implementación solo agrava un problema que avanza a un ritmo sin precedentes. ¡Día a día el lago se nos seca!

Necesitamos que las autoridades entiendan y actúen ahora con el sentido de urgencia que esta situación amerita. Este no es un problema que se resuelve burocráticamente, sino que con decisión, antes de que el daño se vuelva irreversible.

Dania Ulloa D.

Caburgua Sustentable

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.