SEÑOR DIRECTOR

Quienes conocemos el mundo de la educación desde el aula, sabemos que el proceso de aprendizaje escolar implica mucho más que los contenidos del currículum. Los paradigmas educativos con una visión integral, afirman con toda razón que las pruebas estandarizadas son un dato, una foto, pero no constituyen en sí mismas un diagnóstico.

En Chile, el Simce se ha utilizado para fomentar la competencia y establecer ranking de colegios, sin considerar la diversidad de formas en que niños, niñas y adolescentes aprenden. Las pruebas estandarizadas asumen que todos y todas, por defecto, lo hacen al mismo ritmo y del mismo modo.

El Simce, tal como se ha utilizado durante 30 años, no ha ayudado a eliminar brechas, ni ha dado cuenta de lo necesario para mejorar las condiciones de aula, ni las dificultades de aprendizaje, por tanto, es deficiente como instrumento de diagnóstico y menos aún, puede considerarse el apropiado para evaluar la calidad de la educación.

Es cierto que necesitamos identificar los efectos de la pandemia en los aprendizajes de los y las estudiantes para abordar dichas dificultades, pero los diagnósticos no pueden basarse en lo “estándar”, porque la realidad no es estandarizable. Tenemos el desafío de repensar la escuela y avanzar desde el punto de vista pedagógico en la aplicación de instrumentos cualitativos y cuantitativos que consideren los contextos de aprendizajes, más aún cuando hoy día es la convivencia escolar, la situación familiar y el contexto social lo que está determinando el retorno a clases durante el primer trimestre.

La realidad indica que las urgencias son el fortalecimiento de la comunidad educativa, los aspectos socioemocionales de niños, niñas y jóvenes y la disposición de recursos con un criterio de equidad para que las medidas en este sentido sean posibles. En este contexto, el Simce puede esperar.

Alejandra Placencia

Profesora y diputada

Integrante de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.