Tradición y renovación en Saramago




SEÑOR DIRECTOR:

El sábado se cumplieron 12 años de la muerte de José Saramago. Además, este año se conmemoran 100 años de su nacimiento, en el pueblo de Azinhaga, Portugal. Es un momento propicio para revisitar su obra y reconocer su legado, especialmente ante los desafíos que tenemos como país y como sociedad.

Una alternativa, más obvia y evidente, nos invita a analizar la situación actual desde los efectos de una epidemia (Ensayo sobre la ceguera), la interrupción de las leyes de la naturaleza (Las intermitencias de la muerte), el triunfo de los votos en blanco (Ensayo sobre la lucidez). Otra posibilidad, también interesante, es acoger la invitación que Saramago nos hace a mirar la realidad desde lo inesperado (El hombre duplicado), lo inédito (La balsa de piedra) o lo épico (El Elefante).

Transitar cualquiera de estos caminos es de gran interés y profundidad. Sin embargo, creo que atendiendo al momento que vivimos, puede ser beneficioso centrarse en “La Caverna”. En esa novela, se muestran los dolores y dificultades asociados al tránsito desde lo antiguo a lo moderno, desde la tradición a la novedad, desde la artesanía a la manufactura. Saramago presenta, con gran claridad, la dificultad que implica hacer convivir lo antiguo con lo nuevo, la inseguridad que ello genera, la angustia de perder las certezas, caminar por huellas no transitadas.

Chile vive un tiempo crucial, de disyuntivas, tensiones y opciones. Es probable que cometamos errores y haya retrocesos, también veremos importantes avances y logros. Creo que lo fundamental es ser capaces de equilibrar el valor del pasado y del futuro, de la memoria y los proyectos, de lo caminado y de lo que queda por caminar.

La actitud refundacional es tan peligrosa como la conservadora, el presentismo es mal consejero, somos tradición y renovación. Ese es el mensaje, que esta oportunidad, nos deja el portugués.

Ricardo Carbone B.

Universidad Alberto Hurtado

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.