Un presupuesto 2021 lamentable



SEÑOR DIRECTOR

Nuestras universidades han trabajado desde el inicio de la pandemia en colaboración con los ministerios de Salud y Ciencias para frenar el avance del Covid-19. Asimismo, ha sido una de nuestras principales preocupaciones resguardar a nuestras comunidades, teniendo siempre como foco nuestra vocación pública.

En el contexto actual, comprendemos la complejidad para abordar el Presupuesto 2021. Sin embargo, nos preocupan las propuestas de partidas y montos asignados para Educación Superior y Ciencias, que evidencian la nula valoración de la labor investigativa y de innovación tecnológica y social de las universidades.

Con asombro observamos la aplicación de recortes excesivos en el presupuesto, precisamente en aquellos componentes que impactan en las capacidades de desarrollo de las instituciones: Aporte Fiscal Directo, Fondo Basal por Desempeño y Educación Superior Regional, así como la eliminación de tres partidas que equilibran el desarrollo homogéneo de nuestras instituciones: Fondo de Fortalecimiento, Fondo de Desarrollo Institucional y Fondo de Innovación en Educación Superior.

Desatender, en el presupuesto, el rol y aporte de las universidades, afectará directamente a la gestión institucional, poniendo en riesgo el desarrollo y calidad de los proyectos académicos y su sostenibilidad. Es más, para varios de nuestros planteles agudiza la ya precaria situación existente, en especial para aquellos que se encuentran en regiones.

Es de vital importancia que, en la discusión parlamentaria del presupuesto, se planteen otras alternativas más equilibradas, teniendo en vista el aporte constante de nuestras universidades, más aún en tiempos de contingencia sanitaria.

Hacemos un llamado al gobierno y a los parlamentarios a corregir esta lamentable situación.

Diego Durán J.

Pdte. Red de Universidades G9Rector Universidad Católica del Maule

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.