Vandalismo urbano



SEÑOR DIRECTOR:

Nada justifica que jóvenes violenten de manera tan grotesca el edificio del Museo Nacional de Bellas Artes. ¿No entienden acaso que los monumentos nacionales nos pertenecen a todos? ¿No comprenden la trascendencia que tienen estos edificios para la generación de identidad y de orgullo para quienes habitamos nuestro querido Chile? ¿No comprenden que reparar el daño tiene un costo significativo? ¿Tanto es el egoísmo?

Basta ya. Llevamos casi tres años viendo con estupor cómo se destruyen nuestras ciudades y monumentos. Es de esperar que ciudadanos y autoridades demuestren su indignación ante lo sucedido y manifiesten con palabras y hechos su compromiso con el cuidado de los bienes públicos. Es un menester también que pronto sean identificados los vándalos y que reciban sanciones por el delito cometido.

Magdalena Krebs

Arquitecta y consejera de Monumentos Nacionales

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.