Cuarentena en imágenes: “En estos momentos valoro mucho estar con mi familia”

Invitamos a distintas fotógrafas y fotógrafos a retratar su nueva realidad cotidiana durante la cuarentena. Esta es la mirada de Lucy Valdés.




“Mi cuarentena empezó en marzo y tuve que hacerla obligatoriamente porque venía llegando de España. En ese tiempo, acá se le tomaba muy poco en serio al virus, de hecho, yo tampoco creía que fuera tan terrible. Con el pasar los días, le tomé el peso y empecé a sufrir con la idea de que estaba contagiada y quizás no lo sabía.

Pensaba en todo lo que podría pasar; me ponía en situaciones terribles y la ansiedad me mataba. Afortunadamente, no me contagié. Pero la cuarentena sigue.

Han sido meses de altos y bajos. Algunas semanas estoy deprimida, sin esperanzas e irritable porque me indigna saber que han pasado cuatro meses y se siguen improvisando soluciones. La situación del país me entristece y a veces tengo que desconectarme un poco para no ahogarme más.

Me da pena que en este país se nace solo y se muere solo. Nadie te garantiza nada y con esta pandemia queda en evidencia la incompetencia de quienes nos gobiernan. Siempre ha sido difícil para los trabajadores independientes, pero ahora la situación es aún más precaria.

Hay otros días en que me siento nostálgica, extrañando la vida como era antes. Pero también hay semanas en que estoy bien y me pongo híper productiva. Esos días quiero hacer mil cosas a la vez.

Es en esos momentos en que me dedico a mis experimentos fotográficos. Pruebo texturas, distintos tipos de iluminación y hago fotos que se alejan de lo que normalmente haría. Cuando estoy más bajoneada me dedico a ver películas y series que me alegren el día. Además regaloneo con mis mascotas, en especial con mi gata que se llama cabrachica.

Hace unas semanas, me dieron una máquina de coser y ahora estoy aprendiendo a hacer ropa por mi cuenta. Estoy obsesionada con mi nuevo hobby y siento que me ha hecho muy bien para mantenerme ocupada. Ha sido muy satisfactorio aprender algo desde cero. Esto me mantiene más contenta y menos ansiosa.

Valoro mucho estar con mi familia en estos momentos. Valoro que nada me falte. Valoro estar en una ciudad donde el virus no se ha propagado demasiado, pues eso me da la posibilidad de poder ver a mi padre cada cierto tiempo.

Extraño a mi familia y a mis amigos, a quienes no veo hace más de un año porque volví a Chile después de vivir un año fuera. Tenía muchas ganas de llegar y compartir con todos, pero tuve que hacer cuarentena, así que sigo sin ver a nadie. Extraño mucho a mi pololo, solíamos vivir juntos en Berlín, pero al volver tuvimos que irnos cada uno a sus casas familiares, por lo que pasamos de convivir a tener relación a larga distancia.

Echo mucho de menos las cosas simples también. Extraño ir a la feria, a la playa y ver música en vivo.

Lucy Valdés (@luvaldesa) vive la cuarentena en la casa de su mamá en Santa Cruz, con ella, la pareja de su madre, su hermano, sus tres perros y un gato.

Comenta